Los tacones en el embarazo ¿Se pueden usar?

Los tacones son el calzado preferido de las mujeres, pero durante el embarazo es recomendable no usarlos porque pueden ser los responsables de distintos riesgos. Si te gusta llevarlos y verte hermosa durante el embarazo, será mejor que consideres tu idea.

En Comprar Zapatos Ecco  sabemos que el uso de los tacones en el embarazo puede ser peligroso, los que son altos suelen restar inestabilidad. Las mujeres de baja estatura agradecen la creación de este tipo de zapato, sin embargo durante la gestación es mejor no usarlos para evitar dolores y accidentes innecesarios. Si te gusta ponértelos, recomendamos que leas la información que hemos preparado y veas los riesgos a los que estás expuesta.

Los tacones no son cómodos y provocan hinchazón

El uso del tacón es el mejor recurso para las mujeres que son bajas de estatura, además es el calzado que suele brindar una apariencia destacada, aunque nosotros creemos que se pueden usar zapatos bajos y lucir elegante,  ellas prefieren emplear los zapatos altos para las ocasiones especiales y momentos en los que necesitan lucir bien. Sin embargo hay que tomar en cuenta que cuando se está embarazada, la mejor opción es dejarlos en el clóset y aprender a caminar con algo más cómodo.

Los tacones impiden la buena circulación de la sangre

Se ha comprobado mediante diversos estudios que los tacones en el embarazo, son responsables de la hinchazón de los tobillos, recordemos que este tipo de calzado puede ser muy elegante, pero la mayoría no son cómodos, someten al pie a un postura poco flexible, que en ocasiones normales puede provocar dolores en los pies.

Una mujer cuando se encuentra en este período, suele experimentar ciertos cambios hormonales, que a su vez causan una alteración en su peso, esto trae como consecuencia el crecimiento del tamaño del pie y si acostumbran a usar tacones de forme frecuente durante este tiempo, pueden estar colaborando con la mala circulación de la sangre.

No solo están impidiendo el trabajo de la circulación, como ya lo mencionamos al principio, los tacones restan estabilidad al caminar y las mujeres embarazadas necesitan  zapatos que le den un buen soporte, porque la mayoría aumentan de peso y esto puede causas problemas postulares, siendo lo más comunes dolores en la espalda y rodilla, son las zonas que sufren el impacto de cada zancada.

Mayor riesgo de torceduras y caídas

Los tacones en términos regulares suelen alterar el centro de gravedad, inclinan al cuerpo hacia adelante, lo que obliga a las mujeres a hacer un esfuerzo para mantener equilibrada y si a eso le sumamos la barriga del embarazo, la postura se ve alterada en doble dosis, por lo que hay mayor riesgo de esguinces, torceduras y en casos más graves caídas lamentables.

Por todas estas razones lo mejor es dejar a un lado los tacones en el embarazo, hay que buscar zapatos que les permita caminar cómodamente sin sentir presión en sus músculos, recuerda que las articulaciones también son víctimas de los tacones y la dulce espera. En cuanto a la pregunta que tiene nuestro título, nuestra respuesta es, sí se pueden usar siempre y cuando sepas cómo dominar el equilibrio de tu cuerpo, que no sean de más de 3 centímetros y no te los pongas por tiempo prolongado. Para estar seguros sobre esta situación nuestra recomendación es que escuches las sugerencias de tu médico.

Comprar Zapatos Ecco

Deja tu comentario debajo