El Acordeón en el Parrandón Vallenato

Como diría un amigo, “el sonido del acordeón no se puede describir, prácticamente no lo escuchas, lo sientes”, y sí, es difícil describir cuanto sentimiento puede trasmitir un instrumento musical. Pero, ¿Dónde nació? ¿Quién

Como diría un amigo, “el sonido del acordeón no se puede describir, prácticamente no lo escuchas, lo sientes”, y sí, es difícil describir cuanto sentimiento puede trasmitir un instrumento musical. Pero, ¿Dónde nació? ¿Quién

lo inventó? Aquí un breve resumen de su historia.

En sí, la historia del acordeón es muy rápida, de constante evolución, tanto así que quien registró el invento como “Acordeón” (1829) Marca Muñir (Austriaco) dejó abandonar los derechos del mimos en 1835 ya que se alejaba mucho de lo que en un principio era. Sus ancestros, los primeros instrumentos de lengüeta son de origen europeo extendiéndose por Rucia en el siglo XVll.

Aparecen entonces diferentes órganos soplados occidentales en 1810 y en 1821 aparece la mundarmónika prima hermana de la más conocida como armónica con diferentes lengüetillas las cuales producen notas distintas.

De ahí se derivan una serie de instrumentos como la andaolina. Demian Cyrill entra a acercarse más a lo que hoy conocemos como acordeón, instalando en un instrumentos cinco botonoes los cuales al ser pulsados producían acordes, uno al abrir otro al cerrar. A esto en 1831, Isoard Mathieu reemplaza los acordes por dos notas individuales al abrir y al cerrar el fuelle. Este se puede conocer como el primer acordeón diatónico En 1834 se adiren algunos cambios creando el primer acordeón cromático.

Seguido de este está el “acordeón a piano” o conocido como “piano de pobre”. En 1880 se crea el acordeón diatónico con un segundo teclado en la parte derecha el cual acompaña la melodía.

Aún se están modificando algunos acordeones, lo que sí es claro, es la hermosura de este instrumento y todo lo que significa para una población y para Colombia entera. A todas las personas que contribuyeron para la creación de tal instrumento sólo queda agradecer, agradecer tantos momentos que nos han regalado al compás de unas notas de acordeón un cantor y una caja vallenata.

Parrandón Vallenato en Cali

Deja tu comentario debajo