El Romanticismo en el Bolero

Escuchar una guitarra punteando mientras unas maracas hacen el ritmo lento y sutil de un bolero. Escuchar las poesías más hermosas al amor hechas canción, y sentirse enamorado de nuevo. Serenatas improvistas, enamorados desenfrenados y música para recordar, son las cosas que nos traen los tríos musicales en Cali.

Escuchar una guitarra punteando mientras unas maracas hacen el ritmo lento y sutil de un bolero. Escuchar las poesías más hermosas al amor hechas canción, y sentirse enamorado de nuevo. Serenatas improvistas, enamorados desenfrenados y música para recordar, son las cosas que nos traen los tríos musicales en Cali.

Cómo si se tratara de una máquina del tiempo o un encantamiento al amor, las serenatas de tríos de estos grupos musicales nos hacen transportar a una época donde aún se juraba amor eterno, donde a los enamorados les brotaban poesías que fluían por la más hermosa inspiración, donde escuchar afuera un bolero significaba salir con la piel erizada de nervios, a ver si éste era para ti, donde después de una discusión venían las rosas y enamorado de rodillas con tres músicos detrás, suplicando el perdón.

Una época de romanticismo, de velas, luz tenue y conversaciones que duraban toda la noche. Época donde la distancia no era un impedimento, no porque existieran herramientas tecnológicas avanzadas para hacer más fácil la distancia precisamente, si no que ese romanticismo los llevaba a alimentar ese amor con detalles que llenaban sus corazones. Una carta escrita a puño y letra, convertía sus palabras en poesías.

Pero como si se tratara de simples “viejas costumbres” como cenar en familia todos los días y que las familias fueran bastante numerosas, estas expresiones de amor, suplicas de perdón y juramentos de amor eterno han cambiado.

Es inevitable que el paso del tiempo deje una estela de cambios, pero ¿Aún no se puede enamorar con una serenata? ¿Llevar flores es anticuado? Estas cosas son las que de verdad no deberían dejarse, detalles que deberían volver a resurgir.

Visitas inesperadas, cenas con un roque de romanticismos, cartas escritas a mano y claro está una serenata de boleros hecha por un buen trío en la ciudad de Cali. 

Trío en Cali Serenatas.

Deja tu comentario debajo