La Rumba Vallenata en Cali

Una rumba vallenata en Cali como se la merece usted la debe interpretar un grupo que sepa. Que sepa expresar un montón de sentimientos, conectarse con el público pero, ante todo, estar plenamente identificado con la alegría. Porque una rumba de vallenato no es solamente felicidad por felicidad: es identificarse en el jolgorio y la bacanería con uno de los ritmos sin duda más autóctonos de Colombia.

Una rumba vallenata en Cali como se la merece usted la debe interpretar un grupo que sepa. Que sepa expresar un montón de sentimientos, conectarse con el público pero, ante todo, estar plenamente identificado con la alegría. Porque una rumba de vallenato no es solamente felicidad por felicidad: es identificarse en el jolgorio y la bacanería con uno de los ritmos sin duda más autóctonos de Colombia.

¿Qué debe tener una buena rumba vallenata?

Pues, eso depende también de cada público y de la celebración que se está realizando. También puede influir mucho el número de personas que estén presentes en el convite, porque la rumba bien puede ser adaptada para espacios y/o grupos grandes y/o pequeños. El caso es que una rumba vallenata se diferencia mucho de una rumba que se pueda tener con otros géneros.

Sólo por recordar, la interpretación festiva de un grupo vallenato no exige generalmente de mucha parafernalia cuando se contrata. Es decir, a diferencia de un grupo de salsa, de baladas o de pop, por poner ejemplos, no es obligatoria la presencia de instrumentos eléctricos ni de tener una banda más o menos grande.

La caja, la guacharaca y el acordeón son la base de una rumba vallenata, y es claro que ninguno de ellos se necesita conectar ni ocupa nunca mucho espacio. Ya que estamos acotando esto, una rumba vallenata en Cali es ideal para por ejemplo una verbena en un sitio pequeño, una tertulia que quiera ser algo más que un grupo de gente conversando o un agasajo pequeñito que no demande mucho tiempo ni recursos.

Y es aquí que el concepto de rumba puede cambiar o cambia radicalmente para muchas personas. Rumba no es necesariamente una celebración excesivamente ruidosa con muchísimas personas. La rumba vallenata bien puede presentarse como un show discreto de cuatro o cinco canciones, con unos traguitos de por medio y la compañía agradable de conocidos, amigos, colegas, familiares, la pareja, en fin.

Y como estamos en Cali, que es un sitio el cual es identificado por excelencia con la rumba, pues no hay ningún problema con este, digámoslo así, concepto rumbero. Las rumbas vallenatas en Cali hace rato que adquirieron un prestigio muy especial dentro de muchas celebraciones, y eso tal vez se deba a que subconscientemente la gente en Cali o la gente caleña (es decir, la que es de otro lado pero vive en la ciudad y los habitantes nativos), entiende muy bien que están viviendo en una Costa, la Costa Pacífica.

Región que es tan rica en tradiciones musicales antiquísimas como la Costa Atlántica, sólo que en esta última tal vez el impulso mediático de sus sones típicos realmente ha sido más fuerte (lo que podría explicarse por la instalación de estudios de grabación desde los comienzos del siglo XX en la parte norte de Colombia).

Y siguiendo con un poco de historia, antes de que el fenómeno salsero se tomara literalmente a Cali, o más bien previamente a que en Cali hubieran las condiciones necesarias para que el conjunto de ritmos denominado salsa encontrara un nicho propicio para su divulgación, las gentes caleñas como casi toda del resto del país prácticamente tenía a los porros, paseos, bullerengues, merengues, puyas, y por supuesto vallenatos provenientes de la Costa Atlántica como los ritmos musicales más apreciados y, por ende, escuchados.

Se podría decir entonces que un parrandon vallenato es un reclamo histórico, si se permiten estas palabras, pero también una identificación que de alguna manera tiene con la salsa y con otros géneros antillanos: el movimiento del cuerpo, la expresión vivaracha de las emociones y el compartir con quienes queremos.

Parrandón Vallenato en Cali

Deja tu comentario debajo