Apartamentos para empresarios

Usualmente, las empresas solían realizar convenios con determinadas cadenas de hoteles, para que éstos alojen a sus empleados en los viajes de negocios.

Usualmente, las empresas solían realizar convenios con determinadas cadenas de hoteles, para que éstos alojen a sus empleados en los viajes de negocios. Pero la crisis financiera  acarreó transformaciones en todos los ámbitos del mercado. Ahora las empresas, en lugar de contratar hoteles, alquilan apartamentos Barcelona  por temporada. Las compañías descubrieron que les resulta menos oneroso alquilar un piso para la estadía de sus empleados, que contratar los servicios de un hotel por algunas noches.  Esta es una tendencia que comenzó a generarse luego de la debacle financiera internacional y la crisis inmobiliaria nacional.

A este sistema de contratación, también llamado  'corporate housing ' ya se sumaron innumerables empresas, algunas de ellas muy renombradas. Podemos citar por ejemplo, la compañía Bayer, el hospital Clinic, Gestmusic, etc. Este sistema es más utilizado en grandes ciudades del país. De hecho, Barcelona y Madrid fueron las primeras en implementarlo, y también las que más porcentajes de contrataciones tienen.

Una de las inmobiliarias más reconocidas del sector  afirma que este cambió se generó debido a la reducción de costes que representa para la administración de las empresas.  Se debe sumar a ello la comodidad que significa para el empleado, alojarse en un apartamento. Podríamos decir que este es uno de los casos en donde la ecuación costo-beneficio se logra de una manera casi perfecta.

El efecto de la globalización integrado con la crisis económica, da como resultado transformaciones antes impensables; por ejemplo: fusiones de compañías, cambios de sede, disminución de los plazos de viaje para sus empleados. La idea que subyace a ello es que los mismos negocios que realizaban los empresarios en largos períodos de tiempo, deben reducirse a tratativas de meses o apenas a semanas.

La otra tendencia que está surgiendo es la de enviar a empleados  de bajo rango  (no sólo a altos ejecutivos como se hacía antes), de manera que se adapten fácilmente; y que acepten recibir menos lujo y comodidades en los alojamientos.  En la actualidad, puede realizar de igual manera un viaje de negocios un técnico como un artista, un investigador como un directivo de la compañía, un médico como un profesor.

Además, el perfil  de empresario que realiza viajes de negocio se está modificando de tal forma, que ahora son mayormente las mujeres entre 30 y 40 años las que se desplazan para realizar contratos en el exterior,  o establecer nuevas filiales. Sus viajes  suelen durar entre dos y tres meses.