Retraso de la ley de alquileres a causa de la presión de las inmobiliarias

Tras obtener dictamen favorable, y lograr que el proyecto de ley de alquileres ingresara para comenzar su discusión y tratamiento en la Cámara de Diputados, lo cierto es que la cámara baja postergó una semana más su tratamiento, y por ende la sanción de la ley se encontraría demorada.

En efecto, se esperaba que el pasado miércoles 7 de noviembre se produjera la votación en la cámara baja, pero todo indica que habrá que esperar, por lo menos, hasta día 14, o el 21. La demora estaría dada por la presión que las inmobiliarias, desarrolladores, propietarios y constructoras vienen ejerciendo, en el entendimiento que habría ciertos puntos de la ley que los perjudican.

Según Gervasio Muñoz, titular de “Inquilinos Agrupados”, y uno de los principales impulsores del proyecto de ley: “por lo que acordamos con el Gobierno, la ley sale antes de diciembre, con algunos cambios menores, pero respetando la estructura y el espíritu del proyecto”. Para Eduardo Reese, director del área de Derechos económicos, sociales y culturales del CELS, “Es posible que haya grandes cambios porque el Gobierno no tiene una posición única. El Gobierno necesita amigarse con la clase media. Es un mensaje electoral. Pero que la votación se dilate muestra que es muy probable que cedan ante las presiones de las inmobiliarias”.

De acuerdo a lo que afirma Lipovetzky “tuvimos una devolución tanto de los inquilinos como de los inmobiliarios. En base a eso, hicimos algunas modificaciones que estamos tratando de cerrar con consenso. Ninguna cambia el espíritu de la ley, que es proteger a los inquilinos y evitar que sufran abusos. Presumo que vamos a lograr la mayoría”.

Lo cierto es que el ingreso del proyecto de ley a la Cámara de Diputados ha generado dichos y contradichos y posiciones encontradas entre las dos partes. Desde el sector de los inquilinos, afirman que inmobiliarias y desarrolladores ejercen presión sobre los diputados para lograr sus objetivos. Respecto a esto, Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, expresó que “hemos solicitado reuniones. Tuvimos una después del dictamen y no estuvimos conformes con varias cuestiones. Vimos que se tomaron algunas de nuestras inquietudes. Estamos convencidos de que se necesitan mesas de diálogo para resolver temas que son muy importantes”. Bennazar se muestra disconforme con el proyecto de ley, y dice que en CABA, con la ley de alquileres sancionada los precios de los alquileres se han disparado por encima de la inflación, y el cuadro se agrava al notar que hay menos propiedades en alquiler. Según Bennazar esto sucedió porque en CABA no se convocó a una mesa de diálogo para escuchar a todas las partes.

Lipovetzky, impulsor del proyecto de ley, por su parte, afirma que se han escuchado a ambas partes, y es normal y frecuente la presencia de inquilinos y propietarios e inmobiliarias en la cámara. Expresa que no está conforme con algunas declaraciones de las inmobiliarias a los medios, que no hacen más que confundir a la población, y faltar a la verdad: “Hubo excesos en algunas declaraciones en los medios y en las redes que no corresponden. Por ejemplo, dijeron que no habían sido escuchados cuando hace dos años que venimos escuchando a todos. Generan temor en los propietarios, sobre todo. O dicen que esta ley va a acabar con la oferta y no es así; que en CABA trajo efectos negativos y no es así. Hay que decir las cosas como son”.

Fuentehttps://www.dagostinoferrari.com.ar/noticias-rosario-argentina-y-mundo/1815/retraso-de-la-ley-de-alquileres-a-causa-de-la-presi-n-de-inmobiliarias.html