Consejos para una buen restaurante

Para que un negocio -en esta ocasión, un restaurante- pueda llamarse de excelencia debe cuidar cada uno de los detalles que lo atañen. Así será reconocido por todos por su calidad y delicadeza.

Un buen restaurante se caracteriza no sólo por la calidad de la atención, sino -principalmente- por la calidad de sus platillos. Y esto no se logra sólo con reconocidos Chef o por la exclusividad de sus ingredientes (que insistimos, son importantes, pero no los únicos).

Además, es vital que los equipos gastronómicos, como lo son refrigeradores industriales o congeladoras industriales, lavafondos, entre mucho otros más, cumplan con el reglamento y las normativas impuestos por ley, para asegurar el bienestar y salud de los consumidores.

Por ejemplo, tener cocinas industriales -independiente de la cantidad de quemadores- u hornos industriales con termómetro interno para medir la temperatura de la cámara y con válvulas de seguridad -que corten el gas en caso de apagarse accidentalmente el quemador-, no sólo cerciorará cocinar y/u hornear platos de trascendencia, sino resguardar la seguridad.

Y si, por ejemplo, su local vende postres realizados en el mismo lugar, las amasadoras industriales pueden transformarse en un gran aporte, ya que ayudarán a la producción en grandes cantidades, asegurándose que de sea de calidad.

Lo mismo ocurre con las batidoras industriales. Éstas pueden jugar un rol fundamental para crear platillos que dejen a los comensales con ganas de volver una y otra vez a nuestro negocio, asegurando el éxito.

Por eso, hasta la venta de Lockers es un tema delicado para los proveedores de equipos gastronómicos, porque deben cumplir con las exigencias legales y de los compradores, que cada vez están más rigurosos en sus demandas.

 

 

No te olvides de visitar:

www.calvac-chile.cl