Las Diferentes Tipologías y Funciones de las Vigas

En la actualidad nos podemos encontrar diferentes tipos de vigas con diferentes perfiles. A continuación explicamos las 3 tipologías existentes

Las vigas son materiales industriales destinados a soportar toda la carga del edificio, apoyándose exclusivamente sobre dos puntos en cada esquina de la viga de manera horizontal. Estas piezas pueden estar fabricadas con diferentes materiales: madera, hierro, acero y hormigón armado. Las vigas siempre están sometidas a esfuerzos de flexión, con lo cual, los materiales con los que se fabrican deben de ser capaces de aguantar esfuerzos de tracción y de compresión al mismo tiempo. Actualmente las vigas utilizadas en la construcción son de hierro, lo cual la venta de hierro   es fundamental para poder fabricarlas.   Otra cualidad importante que deben tener es una alta resistencia al doblarse, ya que el material en cuestión no puede ser totalmente rígido.

Sobre las vigas podemos encontrar tres tipologías diferentes:

–          Vigas simples. Normalmente suelen utilizarse con perfiles IPN debido a que su coste de mano de obra es reducido debido a que en muchas ocasiones será suficiente con el corte del perfil a la medida deseada. En cuanto a su flexión, los rendimientos obtenidos son buenos en los IPN, ya que conviene que éste resista las flexiones con el mayor canto posible. Esto quiere decir que es más rentable económicamente para poder resistir un esfuerzo de flexión una sola viga que dos equivalentes. Aunque el mejor perfil sea IPN también pueden emplearse perfiles como IPE o HE.

–          Vigas múltiples. Son vigas formadas por dos o más perfiles usados, los cuales se encontrarán unidos a través de elementos de unión típicos como presillas, tornillos, pasantes, etc. Estos elementos de unión solidarizan eficazmente los diferentes perfiles.

–          Vigas reforzadas. También pueden llamarse “perfiles con refuerzo”. La utilización de refuerzos en las estructuras metálicas son de gran ayuda para conseguir un ahorro de material y suelen hacerse con chapa o pletina. Estos refuerzos se utilizan cuando queremos tener módulos más resistentes que los que nos ofrece el mercado, o cuando existan limitaciones de canto debido a que la altura entre las plantas sea reducida.

En líneas generales, el refuerzo más económico en las vigas se lleva a cabo colocando dos pletinas simétricas en ambas alas de la viga. Si el refuerzo se lleva a cabo en un taller, puede adoptarse independientemente en cualquiera de las formas que se desee, ya que esta opción tiene fácil montaje en el taller. 

Vigas de acero, vigas de hierro

Deja tu comentario debajo