Dinero = Atracción?

Se han preguntado en que se fijan las mujeres a la hora de buscar pareja? Estudios han demostrado que a diferencia de los hombres el aspecto físico no es lo más importante para las mujeres, entonces que será lo que hace a algunos hombres solteros más codiciados?. La respuesta es la capacidad de ellos de generar ingresos, pensándolo bien no es realmente sorprendente pues sólo basta con leer los cuentos clásicos donde el galán es por lo general el príncipe y todas quieren casarse con él.

Algunas personas están dispuestas a hacer todo lo que está en sus manos para conseguir la meta de conseguir un marido millonario. Ginny Sayles una mujer de origen humilde nacida en el Estado de Virginia en los Estados Unidos tuvo en su juventud una amistad que la llevó a conocer el mundo de los millonarios ese encuentro fué para ella una relevación. Muchos años después Ginni creó una academia que ayuda a chicas a conocer los métodos más eficientes para conocer un hombre millonario con propósito de matrimonio convirtiendo así la búsqueda de un marido rico en una ciencia. Lo libros de Ginni Sayles se han vendido en miles de copias  y  ha sido entrevistada por las más importantes revistas femeninas del mundo, entre ellas: Cosmopolitan, Marie Claire, Vogue y otras muchas.

En sus clases, generalmente se pueden encontrar unas 20 chicas vestidas elegantemente y con apariencia de mujeres de éxito con cuadernos y bolígrafos para tomar notas como si se tratase de una clase en la universidad.

La primera parte de la clase se dedica a categorizar el tipo de millonarios que las chicas deben tratar de conocer:

  • Hombres que han hecho su dinero por ellos mismos (no aquellos que vienen de familia de renombre que en general buscan más una mujer con apellido o con fama como una actriz o una modelo).
  • Hombres de familias con dinero pero que han tenido historia de romances con chicas fuera de su círculo de amistades o aquellos millonarios que son catalogados como la oveja negra de la familia que por demostrar a su familia que no le importa puede llegar a enamorarse y casarse con una mujer de otra clase social.

Después de esta introducción, Ginni Sayles les explica a sus alumnas que “la decisión de casarse con un millonario implica un cambio de estilo de vida”, por ejemplo mudarse cerca de los sitios donde viven los millonarios, aún cuando sea una departamento pequeño e incómodo. Esto aumenta las posibilidades de conocer un millonario por casualidad en cualquier negocio de las cercanías.

Una mujer que quiere casarse con un  millonario debe ante todo según Sayles “sentirse a gusto consigo misma” hasta llegar al punto de cambiarse el nombre si eso nos hace sentir mejor y por supuesto cuidar el aspecto físico y adaptar el tipo de ropa al sitio donde se vive. Entre otras cosas Sayles recomienda cambiar el estilo del cabello cada 6 meses o como mínimo cada 2 años.

En su libro Sayles menciona cerca de 70 lugares donde las chicas pueden encontrar un marido rico algunos de ellos relacionados con museos o teatros o con deportes que los millonarios generalmente frecuentan.

Otras opciones según Sayles son “unirse a la campaña de algún político” o “conseguir un trabajo en alguna corporación cerca de alguno de los ejecutivos” para ella el ejemplo más famoso es Bill Gates que se casó con una de sus empleadas. Ahora bién hoy en día las redes sociales nos permiten contactar con personas que en la realidad no tenemos oportunidad de conocer, así que por qué no utilizar este camino como alternativa adicional para conocer un marido millonario. Hoy existen sitios de búsqueda de pareja que se centran en hombres de éxito y dinero para ayudarlos a conseguir pareja. En general, en esto sitios las mujeres pueden registrarse gratis pero los hombres pagan una cuota mensual relativamente alta de manera de filtrar  a los que no cumplan los requisitos mínimos de nivel económico. Si podemos adaptar los consejos de Sayles a la era de las redes sociales ésta es la mejor y mas económica alternativa para conocer un marido millonario en cualquier parte del mundo. 

 

www.ricosybellas.com

Deja tu comentario debajo