Ojear un sex shop online relaja

Un método que nunca falla a la hora de relajarse uno es tener un sex shop online abierto en el que poder dejarse llevar por la imaginación y la creatividad de cada uno de sus productos.

Hoy, el jefe me ha echado una bronca a la que yo he respondido gritando más que él; porque soy perfectamente capaz de hacerlo. ¿Pero qué diablos se ha creído ese viejo rechoncho? No me ha despedido porque trabajo mucho y bien, claro, pero sí que me ha enviado de vacaciones tres días. ¡Tres días! Hay que jo…robarse. En fin, en algo sí que tiene razón: tres días en mi casa me calmarán bastante. Cuando estoy a solas conmigo misma es cuando más serena estoy; no tengo que soportar a la humanidad, tan inepta e incomprensible.

Os confesaré un secreto: también es que en mi casa tengo un método infalible para relajarme; y por ser elegantes diré que me estoy refiriendo a una cosa que una vez compré en un sex shop online. La cosa fue tal que así: un día, me aburría, me puse a navegar por internet, llegué como por azar a un sex shop online, le estuve echando un vistazo y compré una cosa. Así soy yo: criatura de impulsos; y por eso me gano luego tantas broncas en el trabajo, porque no sé medir mis emociones. Mi psicóloga ya está trabajando en ello.

Pues a lo que iba: cuando vuelvo malhumorada del trabajo, ya sé perfectamente qué debo hace para relajarme. La cosa que compré resultó ser una gran compra que me hizo ganar una confianza a prueba de bombas en los sex shop online; es decir, que si se tercia igual algún día sigo comprando. Hay cosas muy interesantes, aunque algunas están específicamente diseñadas para ser utilizadas en pareja. Bueno… no estaré soltera eternamente, ¿verdad? ¿Verdad? Es igual: el caso es que, cuando vuelva a tener ganas de gastar dinero en algo placentero, ya sé a qué debo acudir. Ahorraré un poco de dinero, por si acaso, que no quiero que me pille la cosa “en paños menores”.

¿Has comprobado si a ti también te relaja ojear un sex shop online?

Deja tu comentario debajo