Jugosos despidos

Cobrar una millonada por haber fracasado en tu cometido es algo que solo unos pocos privilegiados en este mundo pueden conseguir.

Cobrar una millonada por haber fracasado en tu cometido es algo que solo unos pocos privilegiados en este mundo pueden conseguir.

¿Se imagina que le pagaran por hacer mal su trabajo? Podría ser el sueño de muchos españoles pero en este beneficio parece estar reservado sólo a dos gremios profesionales en nuestro país. El primero sería el de los entrenadores de fútbol. En muchos casos se despiden de sus clubes habiendo dejado a los equipos al borde de la quiebra y con los bolsillos llenos por las indemnizaciones millonarias. El segundo se ha puesto de moda ahora mismo y es el de los banqueros.

En el caso de los primeros cabe defenderlos puesto que su labor se centra en coordinar a una plantilla de 11 personas para disputar un juego en el que intervienen muchas variables. Si bien es cierto que en muchas ocasiones los resultados son tan calamitosos que embolsarse varios millones de euros como finiquito clama al cielo.

Con los banqueros no puede existir piedad alguna. Aunque no se esperaba una crisis de tal magnitud nadie les ha obligado a llevar sus entidades como puros perros de presa en busca de dinero. La persecución del beneficio rápido y de inversiones puramente especulativas han llevado a la quiebra a bancos como el  Novacaixa Galicia. Sus dos máximos dirigentes han sido indemnizados por el despido con alrededor de 7 millones de euros.

Uno de ellos, Javier García de Paredes, ha tenido algo de vergüenza al oír esa cantidad por lo que ha decidido renunciar a gran parte de ella, quedándose con “tan sólo” una cuarta parte. El otro, José Luis Pego, no parece tener intención de renunciar a nada salvo a su dignidad. Por lo visto piensa que llevar a un banco a la quiebra es sólo digno de personas con altísimos salarios.

Es un juego en el que nunca se pierde. Si las cosas van bien las palmaditas en la espalda, los grandes salarios y las comidas de peces gordos se repiten, Si todo va mal y consigues tirar el ahorro de miles de personas por la borda dejas que el barco se hunda y huyes con el dinero. Ya más tarde el ahorro de más españoles conseguirá respaldar el desaguisado por medio de la intervención de papa estado. Juguemos a ser banqueros.

 

Prestamos entre particulares

prestamos entre particulares

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.