Aprende a limpiar los radiadores de forma efectiva

En El Esplendor San Pedro S.L te explicaremos los pasos a seguir para limpiar los radiadores de forma efectiva y sin perder mucho tiempo, para dejarlo como nuevo en poco tiempo y de la manera más práctica.

Entendemos que la limpieza doméstica tiene muchas cosas por hacer, puedes pasar todo el día recogiendo el desorden en casa y al final del día te das cuenta que te ha faltado un par de cosas por limpiar. Cuando te des cuenta que te ha faltado pasar la toalla por el radiador, este artículo te será de gran ayuda porque encontrarás tips para limpiar los radiadores de forma efectiva y sin perder tiempo, que como sabemos, para los quehaceres del hogar, siempre se queda corto.

Limpiar los radiadores de forma efectiva es muy sencillo

Lo primero que tendrás que hacer si quieres una limpieza efectiva con recursos que tienes en casa, es buscar un secador de cabello o una pistola de aire, con este instrumento podrás retirar el polvo de manera sencilla y sin perder tiempo, un tip que sin duda alguna podrá ayudarte si no te gusta realizar los quehaceres del hogar.

Para poder llegar a esos rincones donde el secador no podrá, vas a tomar un palo que tengas las medidas justa para poder entrar a los pequeños espacios que posee el radiador, toma una toalla y con una cinta adhesiva vas a pegarlo en el palo, pásalo por las partes interiores del radiador. Si crees que con esta técnica hay espacios que quedarán sin limpiar, entonces usa un cepillo dental usado. Estos tres recursos serán fantásticos para remover el polvo.

En cuanto al palo con la toalla y la cinta adhesiva, si tienes mucho tiempo sin limpiar el radiador, sugerimos que humedezcas con un poco de agua la toalla para tener mayor efectividad en el proceso de remoción del polvo.

Agua y jabón para lavar el radiador

Una vez que ya hayas extraído la mayor cantidad de polvo, es momento de preparar una simple mezcla de agua y jabón, sumerge una toalla seca y limpia en la mezcla y exprímela hasta el punto que quede húmeda y pásala por la parte exterior del radiador, lo mismo harás en la parte trasera.

Ahora solo quedaría limpiar los restos de sucio y agua que ha quedado en el suelo y listo, como ves el procedimiento es muy sencillo, aunque hay que tener un poco de paciencia por lo incómodo que puede ser pasar la toalla por la parte trasera.

limpieza doméstica

Deja tu comentario debajo