Cómo limpiar las piezas de cerámica

En El Esplendor San Pedro nos complace brindarles los mejores consejos de limpieza, por eso en este artículo podrás conocer los pasos a seguir para limpiar las piezas de cerámica que tenga sen casa para que siempre luzcan como nuevas y estén libre de las bacterias.

La limpieza doméstica trae consigo muchas tareas, hay tantas cosas que hacer en el hogar que si pensamos en todas las actividades que se debe hacer, se cree que el trabajo será interminable, pero la verdad es que si aprendemos a organizarnos, el hogar siempre lucirá impecable sin mucho esfuerzo. Si tienes adornos en casa que estén hechos de cerámica, en este artículo explicaremos cómo limpiar las piezas de cerámica, para que las tengas como nuevas y embelleciendo tus espacios.

Las piezas de cerámica tienen una gran virtud para las personas que odian realizar los quehaceres del hogar, estas se pueden limpiar con una toalla bien sea seca o húmeda, con tan solo pasarlas por su superficie puedes retirar el polvo de forma sencilla, sin embargo como cualquier otro objeto, se deteriora y pierde su aspecto si no se usa recursos correctos para mantenerlos en buen estado, por tal motivo, recomendamos que al momento de limpiar las piezas de cerámica, no utilice solo una toalla, usa recursos que realmente te van a ayudar a mantenerlo como nuevo con el transcurso del tiempo.

Lava la cerámica con leche si está agrietada

Si quieres lavar una pieza que está agrietada, se cree que unos de los trucos de limpieza que te ayudará a lavarla es usando leche con agua fría o a temperatura ambiente, solo debes mezclar un poco de detergente con leche y restregar con una toalla o cualquier artefacto que te ayude a retirar el sucio, en caso de que haya pasado mucho tiempo sin limpiarla.

Usa agua caliente para quitar el polvo de las piezas de cerámica

Si es una pieza que ha estado guardada por mucho tiempo y quieres exhibirla en cualquier espacio de casa pero el polvo esta adherido como una especie de pega, no pierdas tiempo pasando una toalla, ponla dentro de un recipiente con agua caliente y déjala reposar por unos 5 minutos hasta que el agua esté tibia, dentro del mismo envase, cuando el agua esté a temperatura ambiente, vas a limpiar la pieza de cerámica con una toalla o cepillo para terminar de retirar ese desagradable polvo.

Una alternativa poderosa para acabar con los ácaros del polvo es que al agua caliente, le agregues un poco de vinagre e incluso lejía, el primero nombrado no solo te ayuda a eliminar las bacterias, además te deja la pieza con un brillo especial.

Esperamos que estos sencillos pasos sean de gran ayuda para ti y que sepas que este tipo de consejo de limpieza son los que no debes olvidar.

limpieza doméstica

Deja tu comentario debajo