Cómo quitar el óxido de los objetos de metal

En El Esplendor San Pedro S.L te explicaremos paso a paso las cosas que debes hacer para quitar el óxido de los objetos de metal para que le devuelvas la vida a aquellas cosas que tengas en casa abandonadas.

En nuestra empresa de limpieza en Málaga te daremos unos sencillos trucos para quitar el óxido de los objetos de metal, bien sea que tengas los grifos en mal estado o los cubiertos que has heredado de tus abuelos se han puesto en mal estado, con los trucos que leerás aquí, podrás quitarle ese mal aspecto que les da el óxido y podrás devolverle la vida en cuestión de pocas horas.

Un método poco ortodoxo para remover las manchas de óxido

Lo primero que tienes que hacer para empezar a trabajar a quitar el óxido de los objetos de metal es buscar un envase donde quepa perfectamente el artículo que deseas arreglar, es decir si son cubiertos, procura que sea un envase del mismo tamaño o más grande, una vez que lo hayas encontrado el siguiente paso es sumergir la pieza en refresco de cola por dos días consecutivos.

Al pasar estos dos días, extrae el objeto del envase sécalo con una toalla y con una esponja o lija de metal vas a pasarla con fuerza sobre el objeto de metal, hazlo con fervor para que puedas remover las manchas por completo y no quede parcialmente limpio. Si es necesario puedes repetir el proceso por varios días hasta que se quite por completo, hazlo, de igual forma no te quitará tiempo de tu valioso día.

El vinagre es tu mejor aliado para eliminar el óxido

Si notas que con el procedimiento anterior las manchas de óxido no desaparecieron por completo, entonces sugerimos que refuerces con un proceso menos complejo  y más rápido, se trata de usar el utilísimo vinagre, sabemos que es un potente limpiador y un gran ayudante para la limpieza y los quehaceres del hogar. La forma de usarlo es parecida a los pasos anteriores, solo debes sustituir el refresco de cola por el vinagre y en vez de dejarlo reposar por dos días, con el vinagre, solo será por una noche.

Al día siguiente retíralo y empieza a lijarlo nuevamente para quitar el óxido de los objetos de metal de forma definitiva, hazlo si crees que es necesario, de lo contrario solo límpialo sécalo y guárdalo.

empresa de limpieza en Málaga

Deja tu comentario debajo