Vacío a la salsa de vino

Hoy presentamos una deliciosa receta de vacío con salsa de vino.  De esta forma, usted podrá elegir entre las recetas que sugerimos y formar su menú de platos de carne.

Para el vacío con salsa de vino, usted necesitará los siguientes ingredientes:

  • 1 cabeza entera de ajo – no solo los dientes, sino toda la cabeza
  • 1 pieza de vacío
  • 2 cucharadas soperas de mantequilla
  • 1/2 taza de caldo de carne (preferentemente, con sodio reducido)
  • 1 vaso de vino tinto seco
  • 1/4 de taza de cebollín cortado bien finito
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de Oliva

El primer paso para esta receta es preparar la cabeza de ajo. Para eso, sáquele la cáscara exterior, pero no lo pele ni separe los dientes.

Corte la parte superior de la cabeza de ajo, refriegue media cucharadita de aceite de oliva por toda la cabeza, y envuélvala en papel aluminio. Lleve al horno precalentado en 220ºC por 30 a 35 minutos o hasta que los dientes de ajo estén tiernos.

Retire del horno y deje que se enfríe por 15 minutos. Después, exprima los dientes de ajo en un bol y resérvelo.

Sazone la carne con sal y pimienta negra a gusto. Lleve una sartén antiadherente grande a fuego fuerte y cuando esté bien caliente, agregue aceite de oliva, lo suficiente para cubrir toda la olla.

En ese momento, lleve la carne a la sartén y cocínela por 3 a 4 minutos de cada lado o hasta que haya formado una costra en el lado externo.

Reduzca el fuego a mediano y añada una cucharada sopera de mantequilla y cocine por más 4 a 8 minutos de cada lado, dependiendo del punto que usted desee para la carne. Cuanto menos tiempo se cocine, más al punto, tierna y jugosa quedará.

Remueva la carne y resérvela, manteniéndola caliente (usted puede llevarla al horno precalentado y apagarlo al poner la carne, por ejemplo). El próximo paso es preparar la salsa. 

En la misma sartén que usted cocinó la carne, vaya añadiendo el vino y el caldo de carne a los poquitos, raspando la sartén con una cuchara de madera para remover toda la carne que quedó caramelizada en el fondo.

¡Esta carne caramelizada que está en el fondo de la olla y que mucha gente confunde con quemado que le brindará el sabor a la salsa!

Cuando la salsa esté hirviendo, agregue el ajo aplastado y reduzca el fuego a suave. Deje que se cocine destapado hasta que haya reducido el volumen por la mitad.

El objetivo de reducir es crear una salsa más consistente y con sabor más concentrado. 

Cuando esté la salsa reducida hasta el punto deseado, cuélela y devuélvala a la olla con otra cucharada sopera de mantequilla. Revuelva hasta que toda la mantequilla se haya derretido.

Corte la carne en fetas contra las fibras para garantizar que quede tierna, arréglela en un plato para servir, y rocíe con la salsa, adorne con el cebollín cortado u otras hierbas a su gusto. ¡Buen provecho! 

Fuentehttp://www.depaolosrl.com.ar/recetas/vacio-a-la-salsa-de-vino-3716.html