COMO ADAPTAR UNOS EJERCICIOS A MI EDAD

Iniciación y adaptación de una actividad física según la edad.

COMO ADAPTAR UNOS EJERCICIOS A MI EDAD

Bien, con este título quisiera introducirme en una frecuente confusión existente en aquellas personas que deciden hacer ejercicios después de un largo periodo de inactividad física, tanto por su estado como por su edad.

El catálogo es muy amplio y completo, hay de todo y para todos, sin embargo, a la hora de elegir, si es que no vamos a estar asesorados y dirigidos por un experto, la elección se aconseja que sea programada y organizada de menos a más y rutinaria. Por regla general, quienes deciden reiniciar una actividad física ya conocen sus métodos y formas. Difícil es para aquellos que lo quieran hacer y no lo hagan siguiendo buenos consejos.

Aquí no todo vale, seamos respetuosos. Se debería iniciar esta actividad eligiendo aquella parcela que más se adapte a nuestra morfología, a nuestra decantación por el género que nos haga disfrutar y por todo aquello que represente romper con el «status de comodidad», que consciente o inconscientemente nos hemos creado.

Escogeremos al principio ejercicios de flexibilidad y elasticidad, pausados, repetitivos, con moderación y sentido común. Nuestra mente conserva gratos recuerdos de tiempos pasados, de actividades con vigor y energías, pero nuestro cuerpo no va en el mismo sentido. Ahora somos un «sonajero», todo cruje, todo se resiente, una articulación se ve obligada a pedirle permiso a la otra para moverse…, es como una máquina que no se engrasa a su debido tiempo.

Pero no todo está perdido, siempre, siempre hay un sabio recurso para iniciarse, es una Ley física de nuestro cuerpo. Lo inteligente es saberlo escoger e iniciarlo decididamente. Tal vez en ello vaya la pérdida de la novela de turno de la «tele», el programa favorito, la reunión con amistades cotidianas o el «de aquí ya no me mueve nadie», y un sin fin de pretextos que nos acomplejaran. Pero por algo hay que empezar y decidir el momento es lo oportuno.

Dispuestos a ello, nos estudiaremos paso a paso dónde vamos a prestar más atención a esta actividad. Nadie mejor que nosotros somos conocedores de estas necesidades. Un vivo ejemplo de análisis sería, Independientemente de necesitar ejercitar nuestra musculatura, ver las distintas tendencias que llevamos consigo, por ejemplo:

•Si tenemos un cuello rígido, hombros caídos, espalda arqueada, tórax hundido, pecho flácido, abdomen abultado, redondez de caderas, piernas arqueadas… etc. etc.

•Si nuestro estado anímico y emocional es satisfactorio.
•Si el ritmo respiratorio y cardíaco es óptimo.

•Y por último, pues nunca está de más que nos vigilemos porque pueden existir otros factores, escoger la mejor hora para hacer los ejercicios y el tiempo que se dedicaría a ellos.

En definitiva y volviendo a lo anterior, hay que prescindir de algo si con esta decisión buscamos mucho bien para nuestro cuerpo. Hoy propongo unos ejercicios muy sencillos, muy propios «para ir tomando tierra", bastarían unos 30 segundos para cada uno de ellos.

Veamos:
1ºBrazos sobre la cabeza, tirar de un brazo para cada lado y alternar
2ºManos en cintura, inclinar tronco lateral a cada lado.
3ºApoyo espalda pared, elevar los brazos laterales lo más alto posible.
4ºApoyo manos pared, desplazar pierna lateral derecha y lateral izq.
5ºSentado/a en silla, manos en la nuca, ponerse en pie y sentarse.
6ºSentado/a en silla, piernas extendidas, desplazarlas a derecha e izq.
7ºSentado/a en silla, piernas extendidas, llevar las rodillas al pecho.
8ºCaminar y escoger el momento del día, sin fatigarse ni cansarse.

Esto podría ser una parte del principio, hay mucho más, por supuesto, lo importante es tomar la decisión y comenzar e intentarlo con estos simples ejercicios.

Si una vez dispuestos y durante la práctica de los ejercicios hay cualquier alteración, será muy importante no hacer nada y consultar con los servicios habituales de asistencia médica. Aquí también tendrán recursos para iniciados con dificultades. Como pueden leer, "tiene arreglo". ¡Ánimo!.

Juan Fernández Pacheco – Febrero 2.014

Especialista en Rehabilitación.
Profesor de Educación Física.
Master en Dirección y Administración de Empresas.

e-mail: juferpacheco@gmail.com