Los jueces en los Juegos Olímpicos antiguos

La labor de los jueces en las Olimpiadas de la Antigüedad.
Conoce quiénes eran estos jueces con tu academia de oposiciones justicia.

Hoy en Preparadores Oposiciones Enseñanza te hablaremos del trabajo de los jueces en los Juegos Olímpicos antiguos. En deporte en la Antigua Grecia apuntaba al desarrollo de las destrezas defensivas y también estaban vinculados con homenajes a los dioses del Olimpo. Los más conocidos eran los realizados para Zeus (Olímpicos, nombre que aún se conserva hoy en día para el evento deportivo de mayor jerarquía a nivel mundial), Apolo (Juegos Píticos en Delfos), Poseidón (Juegos Ístmicos de Corinto) y otros que eran en honor a Zeus eran los Juegos Nemeos. Veamos qué correspondía los encargados de impartir justicia.

Preparación rigurosa

El hecho de cumplir doce años para los jóvenes significaba el momento ideal para comenzar con el desarrollo de la musculatura y adaptar los nervios. Ya a los dieciséis entraban a una especie de gimnasio, que eran espacios con bosques al aire libre y pistas para correr, allí continuaban con su preparación hasta alcanzar los veinte años cuando era el instante en el que se le entregaban las armas e implementos de guerra para combatir, al mismo tiempo, se consideraban aptos para ser participantes en las Olimpiadas.

Antes de iniciarse la competencia deportiva entrenaban con suficiente antelación, en condiciones extremas y a menudo los preparadores eran ganadores de ediciones anteriores. Se cree que la primera vez que se celebró tal acontecimiento fue en el 776 a.C, antes de la inauguración había una “tregua sagrada” en la cual predominaba un cese al fuego para disfrutar tranquilamente de los juegos.

Los jueces en los Juegos Olímpicos antiguos

Eran llamados Helanódices o Helanódicas y, entre otras cosas, tenían que hacer cumplir el reglamento. Su labor empezaba unos diez meses previos a la competición:

  • Comprobar que el estado físico y nivel de acondicionamiento de los atletas estuviese apegado a las normas.
  • Organizar todas las relaciones de los atletas en cada evento. Los juegos en esa época se caracterizaban por dividir las competencias en agones atléticos, luctatorios (de lucha), hípicos y el Pentatlón.
  • Verificar y certificar el buen estado de los estadios.
  • Presidían los juegos, desfiles y banquetes celebrados.
  • Proclamaban y entregaban los premios a los ganadores. Una de las características era colocar unas ramas de olivo en forma de corona al vencedor.
  • Ejecutaban los sacrificios en honor a los dioses.

El cargo era válido para una Olimpiada, pero si así se determinaba podían reelegirse para la próxima edición. Necesitaban estar muy bien formados para impartir justicia y en cada labor realizada, los atletas se alistaban y los helanódices también. ¿Cuáles eran las normas a respetar? La no participación de esclavos y foráneos (bárbaros), exclusión de criminales, sacrílegos, incumplidores de multas etc., inscripción con un año de antelación y preparación de 10 meses, exclusión de atletas que incumplan el horario de una prueba, ninguna mujer casada podía presenciar los juegos solo la sacerdotisa de Demeter, durante estas competencias los maestros o entrenadores eran recluidos en un sitio especial completamente desnudos, prohibición de matar al adversario, si pasaba no existían vencedores y el infractor cargaba con multas de peso, no se permitían procedimientos ilegales para derrotar al otro ni mucho menos sobornar a los jueces porque el castigo salía caro. Por lo general, los apaleaban.

Los participantes bañados en gloria se convertían en semidioses, venerados aun cuando fallezcan. Los jueces en los Juegos Olímpicos antiguos eran muy importantes, su relevancia no se discute y además, enmarcaban cada acto dentro de la legalidad. Esperamos que tu interés haya despertado. Coméntanos y escríbenos sin olvidar compartir el artículo en las redes sociales.

Academia Oposiciones de Justicia

Deja tu comentario debajo