Guiados por el amor y temor a Dios o guiados por la carne

Isaías 59:2 Mas vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar su rostro de vosotros, para no oír.

Este versículo es muy importante entenderlo, para poder agradar a Dios y entender lo que espera de todos nosotros.

Las iniquidades de los hombres no hacen división únicamente entre Dios, sino que han hecho división entre las familias, aun antes de unirse y después de estar unidas.

Hoy en día los matrimonios son infructuosos o no dan el suficiente fruto porque las madres no sabemos educar a nuestros hijos y aquellas personas encargadas de velar por el buen entendimiento y obediencia de los hijos que va a dar fruto a largo plazo no están debidamente capacitadas para hacerlo.

En estas relaciones prima el orgullo, la falta de respeto y muchas cosas que van en detrimento de la sociedad y ayudan a que las artimañas de Satanás prevalezcan sin que aquellos inocentes de estas artimañas tal vez nunca se enteren.

Escribiendo un artículo sobre regalos e invitaciones, leía sobre el valor en euros del regalo que se debe dar a las personas.

Muchas veces nos vemos obligados a hacer recepciones y asistir a fiestas y compromisos sin tener de donde en nuestra economía para participar, dañando la comodidad y tranquilidad de nuestro hogar, porque no hay decoro y las personas se han acostumbrado a imitar las malas costumbres de aquellas que marcan una moda o tienen autoridad.

Para asistir a un evento particular hay que cancelar una donación o boleta que cuesta equis cantidad de dinero, pero para asistir a una boda, compromiso, baby shower y en fin todas esas fiestas elegantes que nos inventamos para pasar un rato agradable en compañía de nuestras familias y amistades que amamos no debemos pagar nada, porque el que invita paga.

Si yo quiero que mi hijo tenga una linda fiesta o que mi matrimonio haga época, debo ponerme de acuerdo con aquellas personas que me apoyan y en las cuales descanso confiadamente para que compartamos los problemas que tenemos en nuestros días a días.

No puedo comprometer a personas que no tienen una intimidad económica conmigo o que nunca han sido participe de aquellas cosas que han formado mi vida y mis ideas.

Debemos tener consideración y respetar la privacidad de cada uno, si yo quiero hacer una fiesta debo organizarla yo y de acuerdo al tipo de fiesta con mis padres, esposo o amigas en común acuerdo.

Hay personas que se acostumbran a mandar y como muchas veces no lo pueden hacer, tienen espíritus vengadores y utilizan a otras personas de mala fe, que se dejan usar para hacer daño a otras.

En la época de la adolescencia y primera juventud, se tiene un espíritu alegre y los jóvenes o adolescentes se juntan para hacer pequeñas bromas, o grandes bromas no lo sé.

Esto no está bien como por ejemplo tirar tierra en la terraza de una vecina, tocar los timbres y salir corriendo o decir una pequeña mentira, en fin de acuerdo a las familias es la broma, pero esto no causa mayor daño, porque los niños, adolescentes o jóvenes que hacen estas bromas así sean mandados por el adulto no tienen la malicia del adulto que los dirige y del que recibe la broma.

Por tanto como vamos a comenzar a dañar las vidas que comienzan si ya los adultos van más allá de la treintena y del medio siglo para tener tres dedos de frente y saber qué es lo que se está haciendo.

Si el adulto no es tolerante, merece reprensión y castigo. Si el niño no es corregido merece ser corregido y disciplinado, castigo es muy diferente a disciplina.

Por tanto hay que educar a toda la población en todos los países del mundo para comenzar a instruir en justicia a los hombres para que se acaben las malas divisiones y Dios oiga desde los santos cielos y tenga misericordia.

 

 

http://jadeen-hacore.blogspot.com/

Deja tu comentario debajo