Jesucristo fué un Superhéroe

Jesucristo fué un Superhéroe, ¿no te habías dado cuenta…?
Aunque le conozco desde mi tierna infancia, no me había fijado en este detalle hasta hoy. Seguramente, en los tiempos en los que vivió fue considerado como lo que hoy entendemos por un ‘superhéroe’. Y eso que por aquella época no conocían a Batman ni a nadie parecido.

Piensa por un momento en el conocido ‘Supermán’ y en las similitudes que tiene con Él…
Ambos cuentan con el primer y más importante complemento de mercadotécnia que les distingue como superhéroes: la capa. Supermán, una roja; Cristo, una blanca.

Jesuscristo, como Supermán, también tenía unos padres algo ‘particulares’ que además vivían en un ‘planeta’ lejano, y que también le enviaron a nuestra Tierra para realizar una misión consistente en salvar de una u otra manera a nuestro mundo de un tipo algo demoníaco y sus secuaces;  ayudando, de paso, a la gente que se encontraba en su camino.

Fué, como Supermán, perseguido por estos ‘malos’.  Pero Jesús tenía al mismo tiempo que, predicar el mensaje que se le había sido encomendado, con la necesaria calma que eso requería… y defenderse de ese tipo y sus ‘franquicias’ que se lo intentaban impedir constantemente.

Su poder era en todas partes conocido y temido; tanto, que su leyenda fué suficiente para permitirle completar su misión sin necesitad de propinar un simple puñetazo (con la disculpada excepción de los ‘empujones’ a los mercaderes apostados en el Templo; con los que cualqiuera se hubiese exhaltado igualmente). Y por éste y más motivos, las trayectorias profesionales de ambos superhombres comienzan a separarse… cada vez más.

Ambos superhombres, utilizaban necesariamente sus habilidades especiales para llevar a cabo su cometido. Pero las de Jesús, daban ‘sopas con honda’ a las del periodista ‘embutido en mayas azules con calcetines rojos’; héroe nacido y enterrado únicamente en las viñetas de de los cómics. Aquí enumero alguna de ellas…atención:

Podía caminar sobre las aguas; sanar a los enfermos; hacer caminar a los inválidos; devolver la vista a los ciegos (en un abrir y cerrar de ojos)… convertir agua en un delicioso fermentado para animar hasta la más aburrida de las fiestas. Podía multiplicar alimentos para el avituallamiento de sus cada vez más numerosos AJR’s (Asistentes a las Jornadas de Reflexión).  ¿Y qué me dices de ésta?…era capaz de hacer estallar cualquier roca por grande que fuera, haciendo temblar todo el terreno en varios kilómetros a la redonda, provocando un terremoto en cuanto se le ocurriese ‘Poner el grito en el cielo’. Podía, ¡ahí es nada!, devolver la vida aquellos que la habían perdido.  Pero no sólo eso sino que además podía resucitarles; ¡podía hacerlo incluso a si mismo! cuando llegase el momento. Y no con el ánimo de vacilar ante el gran público, sino con el propósito de alcanzar la vida eterna.

Pero, ¡espera!, que todavía no he terminado; la habilidad más sorprendente de todas, y esto lo digo en voz baja para que no me oigan y se enfaden:   P o d í a   i n c l u s o   e n t e n d e r   a   l a s   m u j e r e s.  ¡Oye…eso si que es un ‘Poder’ especial, y con ‘P’ mayúscula!

Apuesto a que Superman no cuenta con esas credenciales de más arriba.
Bueno, ni Superman ni cualquier otro orgulloso miembro del hollywoodienese equipo de ‘La Patrulla X’. Y apuesto a que ninguno de estos u otros miembros del gremio puede siquiera, y a día de hoy, leer estas habilidades de más arriba y no sentirse un poco avergonzado de sus tan cacareados como ‘poderes’.

Por supuesto, esto es sólo un artículo con algo de ironía; una targenta de felicitación y recordatorio para esa Persona en esta su Semana Santa, de alguien que sigue sus enseñanzas desde siempre. Alguna vez me he perdido algún episodio, pero como al final los reponen siempre, los acabo viendo todos.  Disfruto con ese libro que narra sus andanzas; el libro más vendido, traducido y leido en la Historia de la Humanidad.  Tomo de vez en cuando alguna de sus incontables píldoras mágicas para disfrutar de esta función de mi vida de la mejor forma que conozco….y mira que he tomado pastillas.

Si tú quieres hacer el mejor uso de él, del libro, y no lo has hecho antes, será mejor que leas primero las…

Instrucciones de uso:  Para evitar una indeseada sobredosis en la administración de este medicamento, tomar sólo una cápsula por semana, a ser posible por la mañana y en ayunas.  Y por supuesto, no olvidar practicar su contenido los días restantes hasta la siguiente toma. En tan sólo unos pocos minutos notarás ciertas mejorías en el corriente devenir de tu vida, que puedan incitarte de una u otra manera a incrementar la dosis sugerida (consultar más abajo el apartado ‘Posibles efectos adversos’)

Descargo de responsablilidades:  Los autores y la editorial no asumen la desconocida ‘cantidad de buena persona’ que se va a añadir a la que ya eres, si sigues la dosis recomendada o cualquier otra, ya que cada indivíduo reacciona de forma diferente al tratamiento. Asi que después de comenzar, cuida bien tus finanzas no vaya a ser que acabes desprendiéndote de todas, sin quedarte por lo menos con lo mínimo para ‘ir tirando’.

Posibles efectos adversos:                                                                                                                                                                         – 1 de cada 1.000 administrados remite arcadas ocasionales y resistencia manifiesta a ayudar a quien lo necesita.                                      – 1 de cada 10.000, sufre insomnio por la intranqiulidad que le genera el ver que los otros 999 de antes, han                                                     conseguido con algo de esfuerzo ayudar al que lo necesita.                                                                                                                  – 99.999 de cada 100.000, manifiesta síntomas de denuncia ante el hecho de que sea siempre el mismo                                                      el que aparece en todos los apartados anteriores. Y finalmente…                                                                                                            – 1 de cada 1.000.000 sufre shock postraumático, al no poder acostumbrarse a esta nueva situación y conducta en su vida,                            viéndose obligado a abandonar el tratamiento (es el mismo de los apdos. 1 y 2)

¡Ah! Se me olvidaba apuntar que… sobre la vida y obra de Superman, tan sólo se han hecho cinco películas de nada hasta la fecha…y sobre la de Jesús… cientos, si no miles. Asi que mi amigo gana al dibujo animado… p o r   g o l e a d a. 

Él es el Superhéroe de los superhéroes. No te habías dado cuenta, ¿eh?

Jusús es… El Superhéroe.

KPAX   

videosparatudefensa.blogspot.com

Deja tu comentario debajo