La educación y la estimulación temprana

El ser humano como tal, cuando es naturalmente y sanamente formado no necesita más controles que los que dan los médicos durante el embarazo.

Cuando hay antecedentes familiares de enfermedades que los médicos llaman muchas veces congénitas, las personas se preocupan exageradamente y quieren ir de un medico a otro para conseguir recursos extras y que todo salga como ellos quieren.

 

Pero en realidad la persona encargada de consultar los demás médicos, es el medico de confianza encargado de la salud familiar de la persona. 

Por eso hay modas que especialmente las mujeres siguen y que no son adecuadas al carácter humano en general. Queremos que nuestros hijos sean los más lindos, los más inteligentes, los más creativos y en general un niño orquesta que admire a todos y por supuesto que todos admiren.

Todo hijo para su madre o padre es lo mejor siempre y cuando sea concebido debidamente y con los propósitos que se tiene al tener hijos. 

Estas capacidades que vemos en ellos, nos hacen sentir mucha satisfacción hasta el momento en que entra la envidia de las personas menos favorecidas en algunos aspectos, no necesariamente o únicamente en lo físico. 

Por eso es muy necesario cuando tenemos hijos usar o recurrir a las ayudas idóneas que hay para tener un buen discernimiento y saber que es lo mejor para nuestros hijos, y a veces lo mejor o el mejor consejo no se recibe de la familia, sino de un profesional de la salud debidamente capacitado. 

Los gobiernos en todos los países tienen mecanismos para ayudar a las familias y para entender la problemática que está aquejando a las familias y los grupos familiares, por lo tanto debemos actuar con prudencia y no debemos apresurarnos en ocasiones a tomar malas decisiones o antes de tiempo por querer oprimir al opresor o tiranizar al tirano. 

Entonces los hombres o mejor los padres al abusar de la estimulación temprana en los hijos, tienen que tener ayudas competentes mas no idóneas para esto, y esto es fuera de la ley. 

La estimulación temprana en los niños es adecuada cuando hay ciertas necesidades por malformaciones fetales y por causas médicas que solo ellos saben y las determinan para recetar estos tratamientos a los niños.

No debemos comparar a nuestros hijos de forma obcecada para obtener lo que queremos, cada niño tiene talentos especiales y unos son más adelantados que otros y unos son más lindos que otros, pero hay una ley de compensación que debemos tener en cuenta para alentarnos como padres y saber que cada hijo es único y que debemos descansar en la sabiduría médica, unida a nuestro talentos como padres.

http://jadeen-hacore.blogspot.com/

Deja tu comentario debajo