Qué hay que tener en cuenta para elegir un chiller

En muchas industrias, como la minería, se necesita utilizar ocasionalmente chillers, pero esta necesidad es también frecuente en otro tipo de empresas. Es interesante conocer algunos factores básicos a tener en cuenta a la hora de elegir el chiller adecuado para cada necesidad.

En muchas industrias se necesita el empleo ocasional de chillers para conseguir algún tipo de refrigeración. Algunas pueden ser previsibles o no, por eso es importante estar preparados para imprevistos. Para estar preparados y decidir el tipo que más se adapte a sus necesidades, es conveniente tener un conocimiento sobre los diferentes tipos de chillers disponibles.

 

Los chillers se utilizan en refinerías, plantas de energía, eventos o festivales importantes y muchas otras áreas. La minería es una industria que depende de los chillers. En Sudáfrica, por ejemplo, donde los minerales se extraen a profundidades de hasta 1.800 metros, es imprescindible contar con chillers para refrigeración, ya que la temperatura puede alcanzar los 63ºC. Sin un sistema de refrigeración y control de la temperatura, toda la operación se pondría en riesgo, haciendo que el hostil ambiente del interior fuera completamente inaccesible

 

Existen infinidad de consideraciones técnicas a tener en cuenta para elegir el chiller adecuado, comenzando por pensar en el propósito de la operación de refrigeración. ¿Existe algún motivo de seguridad para utilizar un chiller refrigerado por aire en lugar de otro refrigerado por agua?

 

La potencia eléctrica y el nivel de ruidos son algunos de los factores básicos a tener en cuenta. Si el chiller se va a utilizar en el exterior, sería necesario pensar en rentar un generador de energía. En interiores, los ruidos constantes de origen industrial pueden resultar molestos al vecindario, otras empresas e incluso animales.

 

Considere la envergadura de su operación y la capacidad de refrigeración y evaporación del chiller. Tal vez necesite más de un enfriador si los objetos o zonas que precisan ser enfriadas están distantes unas de otras.

 

En la actualidad, un punto clave es el impacto de la máquina sobre el medioambiente. Asegúrese de que los refrigerantes usados no contienen CFC. La mayoría de sustancias de esta categoría han sido oficialmente prohibidas, pero otras están siendo retiradas gradualmente. Los CFC pueden dañar la capa de ozono del planeta.

 

Por último, no escatime en el precio. Es más rentable pagar un poco más para garantizar la seguridad y el

éxito de la operación de enfriamiento.

 

Aunque es conveniente familiarizarse con los puntos básicos de los chillers, no es necesario saber hasta el último detalle. Los profesionales http://www.aggreko.com.mx/productos-y-servicios/temperatura/chillers/> renta de chillers cuentan con expertos para aconsejarle sobre sus necesidades y ofertarle el equipo que más se adapte a sus necesidades.

Harvey McEwan es un escritor experto.

Deja tu comentario debajo