¿Por qué recibir masajes tantra en Madrid?

masajes tantra en madrid

Cuando se trata de la exploración del erotismo puro, el placer y la relajación, son muchas las ideas que vienen a la mente, pero pocas son capaces de llevarnos a nuestros límites como los masajes tantra en Madrid.

Al contrario que los masajes usuales, estas técnicas eróticas se encuentran orientadas a experimentar nuestra sexualidad, descubriendo el placer de formas diferentes que no podríamos lograr individualmente.

Esto se debe a que, mediante el uso de la respiración profunda y un ambiente cálido y acogedor, entramos a un estado de relajación absoluto que nos permite enfocarnos solamente en las sensaciones que otorgará el experto.

Iniciando la sesión: ¿qué podemos esperar?

Desde el principio, estaremos completamente desnudos, lo cual permitirá la estimulación de todo nuestro cuerpo y zonas erógenas sin obstáculos. Así mismo, el masajista utilizará aceites aromáticos que penetran la piel y agradan el sentido olfativo.

El procedimiento es sencillo: tomaremos una posición acostados, con la cabeza y las caderas elevadas con una almohada. Las piernas se encuentran separadas y flexionadas, permitiendo acceso a nuestras partes íntimas.

Tras ello, se utilizarán movimientos suaves y circulares para las mujeres, y deslizantes con presión variante para los hombres. Se irá acariciando distintas zonas hasta llegar finalmente a la zona del yoni (vagina) o lingam (falo), tras lo cual se comenzará a estimular sin permitir que la respiración se descontrole.

Sanando la vida sexual: ¿cuáles son los beneficios?

  • Permite hallar el balance entre cuerpo y mente, dado a que es un método de relajación que nos conecta profundamente con el interior.
  • Ayuda a las parejas a reconectarse sexualmente, puesto que incita a la parte femenina, y despierta las fuerzas vitales masculinas.
  • Despierta los chakras y la energía kundalini.
  • Mejora el proceso de respiración, ya que el objetivo es que se mantenga constante durante todo el masaje.
  • Puede liberar memorias dolorosas asociadas con el placer, limpiándonos y permitiéndonos dejar atrás los posibles problemas que hubiéramos experimentado para alcanzar una vida plena.
  • Es una manera de conocer más los gustos y puntos sensibles de nuestro cuerpo a través de la experimentación.

En términos generales, aunque no se encuentra orientada a ello, una sesión nos permitirá llegar múltiples veces al clímax, y sentir un bienestar que sería difícil o imposible de adquirir por nuestra cuenta.

Por ello, sin importar que tenga algún problema que desee sanar, o que únicamente queramos aprender más sobre nosotros mismos y nuestra pareja, esta experiencia es ideal para cambiar la perspectiva y energías a nuestro alrededor.