Dimensión multisensorial

Cada vez son más las familias ilicitanas que empiezan a conocer qué es la atención temprana y, a través de sus intervenciones y tratamientos, a la Fundación Salud Infantil de Elche, que cada pocos meses va ampliando sus prestaciones gratuitas a la sociedad, por ejemplo en número de plazas, y mejorando sus dotaciones, como su nueva sala multisensorial.

En este centro saben como pocos la angustia inicial por la que transitan los padres al conocer que su hijo puede padecer un problema en su crecimiento, tanto cognitivo como sensorial o motor, pero también saben de la alegría que puede suponer el haber actuado a tiempo y trabajado con el menor debidamente, y que exista una mejora notable e incluso una recuperación completa.

Los profesionales son conscientes de la situación familiar que viven los progenitores cuando tienen un niño con dificultades. Conocen el peregrinaje que realizan en busca de soluciones, el desgaste emocional por el desconocimiento de la situación etcétera. Estos hechos obligan a actuar lo más tempranamente posible con el fin de conseguir guiar a los padres, apoyarlos y formarlos para abordar todo el proceso.

Conocer qué es y a quiénes va dirigida la atención temprana es algo que puede cambiar la vida de muchos niños y muchas familias, de ahí lo importante descubrir este mundo .

La atención temprana es el conjunto de intervenciones dirigidas a los menores que nacen con una situación de riesgo biológico o con un trastorno en su desarrollo, así como las que se prestan a sus familias en sus entornos.

Interdisciplinar

Ineludiblemente, su aplicación debe llevarse a cabo por un equipo interdisciplinar, cuyos profesionales estén especializados en atención temprana, ya que se tiene que contemplar siempre al pequeñoo en su globalidad.

En este sentido, la directora de la Fundación Salud Infantil, la doctora en Psicología Jéssica Piñero, recalca que estas particularidades de la atención temprana obligan a los centros que la apliquen a contar con un amplio equipo y una gran variedad de terapias, fundamentadas siempre en el método científico.

«Aquí atendemos al niño desde un punto de vista global: alteraciones motoras, comunicativas, cognitivas, sociales y/o de adaptación y sensoriales. Y para tener éxito necesitamos dos cosas: un perfil interdisciplinar, que hemos conseguido con especialistas en todas las áreas, y recursos para enfocar la terapia en función de la disfunción que tenga el pequeño en ese momento», detalla la responsable del centro.

La familia está siempre presente en la intervención (habitualmente, los padres entran con sus hijos a las sesiones) y los profesionales se coordinan con los entornos sanitario, educativo y social».

Esta fundación ofrece atención y tratamientos totalmente gratuitos para los menores de 0 a 6 añosgracias a ser un centro reconocido por la Generalitat Valenciana, que la ha incluido en su red. Además, Salud Infantil cuenta con el apoyo de la Fundación Juan Perán Pikolinos, la empresa Pusipiel y la Obra Social «la Caixa», entre otros colaboradores, que aportan importantes fondos por el bien de la sociedad.

Con premura

«La inmadurez biológica de un niño prematuro lo hace más vulnerable a las condiciones adversas y le condiciona a posibles problemas en un futuro. Se calcula que un 10% de los prematuros desarrollarán deficiencias neurológicas y sensoriales», precisa Belén Candela, psicóloga y coordinadora técnica de la fundación.

Este sector de la población puede padecer parálisis cerebral, retraso mental, alteraciones visuales y auditivas, así como cognitivas, conductuales, y problemas de aprendizaje.

Por eso es tan importante prevenir y actuar a tiempo. Candela recuerda que es en los seis primeros años de nuestra vida cuando existe la mayor plasticidad neuronal, que es la capacidad que tiene el cerebro para cambiar su funcionamiento y adaptarse.

La necesidad de actuar con premura es una evidencia en niños prematuros o de riesgo. Pero, esta premisa sirve de la misma manera para el resto de la población infantil. Piñero explica al respecto: «Los técnicos de la fundación han encontrado que un 10% de los pequeños que vienen a las aulas de inclusión educativa, que no han tenido problemas al nacimiento, tras hacerles una evaluación presentaban necesidades de atención temprana sin que lo sospecharan las familias y los propios profesionales».

Las familias, que son las que conviven a diario con los pequeños, deben consultar cuando, por ejemplo, el bebé no emite sonidos, no balbucee o gatee a una edad que, por lo general, debería hacerlo, está ajeno a su entorno, no levanta la cabeza cuando está boca abajo, así como cuando haya tenido un sufrimiento fetal o haya nacido con bajo peso.

No perder el tiempo

Estos son algunos de los avisos que indican que el bebé requiere de una atención temprana. Y cuanto antes mejor. Candela insiste en que es crítica «la precocidad en la intervención ya que acudir, por ejemplo, seis meses después de este tipo de síntomas significa haber perdido medio año de la plasticidad del sistema nervioso, con las consecuencias que esto pueda implicar».

He aquí la razón, según la directora, por la que en atención temprana es fundamental realizar prevención primaria con el fin de garantizar la promoción del desarrollo saludable en los menores, asegurar la detección a tiempo y, en los casos necesarios, realizar la intervención adecuada. «Por desgracia, de momento -recalca Piñero-, la prevención primaria sigue siendo una asignatura pendiente de nuestro sistema sanitario».

Precisamente, en lo que se refiere a disponer de los recursos adecuados, este complejo cuenta desde hace poco con una nueva sala, en este caso multisensorial, sufragada íntegramente por la Obra Social «la Caixa», que supone toda una experiencia para los pequeños con su cama de luz y vibratoria, el panel de voz o el llamativo tubo y sus haces de luces, entre otros elementos. Adentrarse en ella es casi como trasladarse a otro planeta, en el que los expertos pueden trabajar con el menor , tanto de forma individualizada como grupal.

Pero junto a ello, la Fundación Salud Infantil (Passeig de la Joventut, 3, bajo el puente de Canalejas), también cuenta con salas de estimulación cognitiva, fisioterapia y psicomotricidad, logopedia e integración sensorial, es decir, cada vez va mejorando sus dotaciones, al igual que va a pasar de atender 120 a 140 niños tras autorizarlo la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Últimas herramientas

Con dos décadas de experiencia a sus espaldas, la fundación ha hecho en los últimos años un gran esfuerzo para mejorar sus dotaciones e incorporar las última herramientas disponibles para optimizar los tratamientos y las intervenciones.

Psicólogos, logopedas, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales se dan cita en este centro que ofrece otros muchos servicios. Uno de ellos, que fue pionero a nivel nacional cuando se inició en 2005, se presta en la Unidad de Neonatología del Hospital General Universitario de Elche. La atención a los recién nacidos prematuros, en situación de riesgo o con patología, así como a sus familias, se hace de forma totalmente gratuita. En la actualidad, la firma ilicitana Pusipiel financia este proyecto que garantiza la atención desde el minuto cero del nacimiento.

Investigación

Este centro en cualquier caso fundamenta todo su trabajo en la evidencia científica y apuesta por la innovación tecnológica. Su equipo interdisciplinar especialista en atención temprana participa actualmente en diversos proyectos universitarios de investigación y ha recibido varios reconocimientos, entre ellos un premio nacional. La directora recalca una y otra vez que «hablamos de atención temprana desde un modelo global» y que el centro está abierto a cualquier familia.

Informa: https://www.farmaciahispanidad.com/