Esclerosis múltiple diagnóstico, mejor temprano que tarde

La vida puede ser definida como un milagro, pues todos conocemos la complejidad del cuerpo humano. Este sistema en ocasiones tiene problemas, que derivan en enfermedades aún inexplicables, pero que pueden ser detectadas por medio de la sintomatología como es el caso de la esclerosis múltiple diagnóstico. Este trastorno neurológico afecta mayormente a mujeres, y es susceptible a confundirse con otras enfermedades, por lo que es importante su temprana detección.

Esclerosis múltiple diagnóstico. ¿Cómo ocurre?

La materia blanca del cerebro o mielina es la que protege las neuronas y facilita los impulsos eléctricos entre estas fibras nerviosas. Cuando la mielina es afectada y se pierde, se crean múltiples zonas lesionadas, dejando cicatrices o esclerosis. Esto causa que los impulsos no se transmitan con la misma velocidad, lo que limita la capacidad de hacer movimientos coordinados de forma consiente.

Se sabe que este mecanismo inmunitario, activa los linfocitos o glóbulos blancos que se desplazan hacia el cerebro donde debilitan el mecanismo de defensa y a su vez, activan otros elementos capaces de destruir la mielina. Lo que aún no se logra descifrar es si esto sucede por una acción de un virus o por susceptibilidad genética.

Esto puede ocurrir en cualquier zona del cerebro, y es capaz de manifestarse como pérdida del equilibrio, descoordinación, alteración visual, entumecimiento, dificultad para memorizar entre otras. Esto nos indica que el diagnóstico no es un procedimiento sencillo, ya que se debe evaluar tanto la parte neurológica como las funciones cognitivas y motoras, y si aún no es suficiente, es necesario hacer análisis de sangre, presión lumbar, tomografías, etc.esclerosis multiple diagnostico

Es necesario buscar ayuda con especialistas…

Al recibir un tratamiento adecuado es posible controlar los síntomas, con el fin de poder llevar una vida normal. Lo que involucra ingerir una serie de medicamentos, suplementos y realizar actividades complementarias como ejercicios.

Es común que se manifieste durante la edad productiva, entre los 20 y 30 años de edad, lo que puede influir directamente en la deserción laboral, por diferentes razones, quizás miedo a ser juzgado o por sentirse desprotegidos por la seguridad social. Sin embargo, a pesar de las limitaciones posteriores a la enfermedad, las personas siguen siendo capaces de desarrollar ciertas actividades con normalidad, por esta razón, hay que informarse con especialistas.

Es conveniente acudir con grupos de apoyo que entiendan la situación por la que atraviesa, que acumulen experiencias aprendidas y puedan compartirle, en donde cada quien que se una se sienta confortable.

 

Deja tu comentario debajo