Competencias, funciones y responsabilidades de un almacenista

A continuación se hace una descripción del perfil del almacenista, un miembro fundamental dentro de la gestión de la logística de una empresa, fábrica o bodega; quienes suelen hacer uso de los montacargas marca Clark, patines hidráulicos, apiladores, etcétera.
Antes de comenzar, queremos desmentir el supuesto de que los almacenistas no suelen hacer propuestas dentro de la compañía, pues evidentemente esto es mentira, ya que fueron ellos los que dieron pie a que las empresas hicieran negocio a través de la renta de montacargas usados. Es decir, fueron estas figuras las que en su momento sugirieron a sus jefes la idea de rentar las herramientas de trabajo que no siempre se utilizaban y percibir más ingresos.
La buena gestión del almacén es tan sólo una de las estaciones que forma parte del proceso de entrada y salida de productos o materias primas dentro de las empresas, por lo que los almacenistas tendrán la responsabilidad de resguardar y controlar estos flujos de mercancías.
Funciones:
  • Supervisión de la entrada y salida de mercancía.
  • Registrar la hora de llegada o partida de proveedores y distribuidores.
  • Establecer buena comunicación con los proveedores y distribuidores.
  • Recepción y ubicación de los materiales.
  • Organización física de los artículos.
  • Contabilizar y comprobar el material que entra y sale.
  • Optimizar el espacio dentro del almacén.
  • Conocer la capacidad del stock.
  • Mantener orden y seguridad dentro de su área laboral.
  • Saber conducir la carrocería industrial que disponen las empresas para el almacenaje de las mercancías, como lo pueden ser los montacargas, los patines hidráulicos, mesas de trabajo elevadores, etcétera.
  • Verificar el cumplimiento de los pedidos en tiempo, forma, cantidad y calidad.
  • Organizar y establecer las rutas del personal de transporte.
  • Programar y preparar los pedidos.
  • Realizar inventarios diarios/semanales/mensuales/anuales.
  • Informar sobre el estado del stock.
  • Control de fechas de caducidad. (En caso de trabajar con alimentos, fármacos, u otros productos perecederos.)
  • Mantener buena comunicación con el encargado del departamento de compras.
  • Determinar indicadores de calidad.
Otros que dependen del tipo de empresa:
  • Colocación de códigos de barras o etiquetados.
  • Conocer programas informáticos sobre gestión de almacén.
  • Registrar y reportar la devolución de las mercancías.
Aunado a las funciones y obligaciones específicas dentro del almacén, como todo el personal, el almacenista debe conocer la normativas sobre seguridad, higiene y salud en el trabajo, estipuladas por la Secretaria de Trabajo y Previsión Social. Asimismo asegurarse que el personal que esté a su cargo las conozca también.

Deja tu comentario debajo