Sin servicio de farmacia

La macrourbanización de La Finca y el residencial Montemar, que suman cientos de viviendas en Algorfa, se han quedado sin el único servicio de farmacia con el que contaban. El botiquín de farmacia ubicado junto a la carretera CV-935 que da acceso La Finca cerró sus puertas hace unos quince días. En Algorfa hay censados en torno a 2.700 vecinos. Una parte muy importante reside en Montemar -la urbanización más antigua del término-, mientras que en el caso de La Finca, aunque se trata de un residencial mucho más grande, la ocupación es más temporal, con residentes propietarios que solo se encuentran viviendo en la zona durante unos meses y muchas otras propiedades que se explotan como apartamentos turísticos en alquiler, según explica el alcalde Manuel Ros (PSOE). El primer edil especifica que es la Generalitat la que tiene ahora que ofertar de nuevo a los farmacéuticos interesados la posibilidad de reabrir este botiquín.

La propietaria hasta ahora ha alegado que los gastos duplican los ingresos y mantener abierto el botiquín «le resulta insostenible» pese a los esfuerzos realizados durante casi el año y medio que ha estado en funcionamiento el servicio -abrió en marzo de 2017- y la voluntad de que pudiera seguir ofreciendo el servicio. La farmacia podría haber cerrado de forma voluntaria desde marzo pero ha intentado mantener el servicio lo máximo. Durante este tiempo se mejoró la señalización del despacho de farmacia y la atención a un público mayoritarimente extranjero y pensionista. Una de las dificultades para sostener esta actividad es el gasto de alquiler en el local, que no ofrece el municipio, y el hecho de que deba ofrecer como mínimo 20 horas de semanales de atención al público. Es el segundo cierre del botiquín de farmacia en esta zona en la que el Ayuntamiento sigue otorgando licencias de obras mayores para completar el proyecto de urbanización que se desarrolla desde principios de la década pasada sobre una superficie de casi tres millones de metros cuadrados con capacidad para 2.000 viviendas y que cuenta con campo de golf.

Este tipo de prestación farmacéutica sanitaria se autoriza con carácter excepcional y depende de otra oficina de farmacia. Se concede por la Conselleria de Sanidad para zonas que carezcan de asistencia y garanticen el acceso al medicamento. La farmacia más cercana está ubicada a casi cuatro kilómetros, en el centro de Algorfa. La Conselleria de Sanidad ha abierto un plazo de un mes desde la publicación de la resolución del cierre el pasado 7 de noviembre para que las farmacias de la zona interesadas que quieran vincular su autorización a la apertura de este botiquín presenten ofertas. En la Comunidad Valenciana la normativa contempla la posibilidad de que un botiquín se solicite a instancia de los órganos de gobierno del municipio en el que se encuentra la población a asistir o de la Administración