3 tendencias de consumo que definirán los patrones de compra en el 2016

Los patrones de consumo están cambiando drásticamente. Descubre 3 variables que definirán el modo en que compramos durante el 2016.

Tradicionalmente, factores como la tecnolgía y la disponibilidad de información han modificado las preferencias de consumo de las personas alrededor del mundo. Lo anterior es particularmente cierto en el frenético y complejo mundo de interacciones en el que vivimos hoy en día. Partiendo de este presupuesto he aquí una serie de patrones de consumo que seguramente definirán en gran medida el modo en que compraremos nuestros productos y servicios en el año por venir.

1. El consumo ético aumentará

Gracias a la amplia información que se encuentra en Internet, especialmente aquella expuesta por grupos de personas comprometidas con causas éticas de consumo, se espera que los consumidores terminen favorenciendo productos de empresas que tengan cierta responsabiliad con el ambiente y el bienestar de sus consumidores. Por ejemplo, en materia de packaging, soluciones como las que ofrece Bormioli Rocco con sus frascos de plástico reciclado continuarán a ganar más adeptos entre los consumidores.

2. La propiedad se vuelve más relativa

Una de las tendencias de consumos más fuertes de hoy, que seguramente continuará consolidándose durante los próximo 12 meses, se basa en la relatividad del concepto y afán por ‘tener’. De hecho, el consumidor de hoy va en busca de experiencias sin aferrarse a nada. Un buen ejemplo de ello lo representan los servicios que ofrecen software como Spotify o dispositivos como el Kindle de Amazon que le dan la oportunidad a la gente de acceder a música o libros sin que se produzca una propiedad física del objeto en discusión.

3. El modelo colaborativo crecerá

La globalización y la tecnología han creado enormes posibilidades  para todos aquellos que han soñado con convertirse en emprendedores o simplemente en tener fuentes de ingresos adicionales. Algunos de los modelos más exitosos a este respecto incluyen a compañías como Airbnb y Uber. Sin embargo, ya existen muchas realidades como por ejemplo la compañía LetMeSpace que le permite a la gente alquilar trasteros particulares.

Sin duda alguna, el modo en que estamos consumiendo nuestros productos está cambiando de forma dramática y es por ello que variables como la compra ética, la idea de propiedad y las opciones de colaboración entre particulares jugarán un papel fundamental a este respecto durante el año que está por venir.

Tradicionalmente, factores como la tecnolgía y la disponibilidad de información han modificado las preferencias de consumo de las personas alrededor del mundo. Lo anterior es particularmente cierto en el frenético y complejo mundo de interacciones en el que vivimos hoy en día. Partiendo de este presupuesto he aquí una serie de patrones de consumo que seguramente definirán en gran medida el modo en que compraremos nuestros productos y servicios en el año por venir.

 

1. El consumo ético aumentará

 

Gracias a la amplia información que se encuentra en Internet, especialmente aquella expuesta por grupos de personas comprometidas con causas éticas de consumo, se espera que los consumidores terminen favorenciendo productos de empresas que tengan cierta responsabiliad con el ambiente y el bienestar de sus consumidores. Por ejemplo, en materia de packaging, soluciones como las que ofrece Bormioli Rocco en sus frascos de plástico reciclados continuarán a ganar más adeptps entre los consumidores.

 

2. La propiedad se vuelve más relativa

 

Una de las tendencias de consumos más fuertes de hoy, que seguramente continuará consolidándose durante los próximo 12 meses, se basa en la relatividad del concepto y afán por ‘tener’. De hecho, el consumidor de hoy va en busca de experiencias sin aferrarse a nada. Un buen ejemplo de ello lo representan los servicios que ofrecen software como Spotify o dispositivos como el Kindle de Amazon que le dan la oportunidad a la gente de acceder a música o libros sin que se produzca una propiedad física del objeto en discusión.

 

3. El modelo colaborativo crecerá

 

La globalización y la tecnología han creado enormes posibilidades  para todos aquellos que han soñado con convertirse en emprendedores o simplemente en tener fuentes de ingresos adicionales. Algunos de los modelos más exitosos a este respecto incluyen a compañías como Airbnb y Uber. Sin embargo, ya existen muchas realidades como por ejemplo la compañía LetMeSpace que le permite a la gente alquilar trasteros particulares.

 

Sin duda alguna, el modo en que estamos consumiendo nuestros productos está cambiando de forma dramática y es por ello que variables como la compra ética, la idea de propiedad y las opciones de colaboración entre particulares jugarán un papel fundamental a este respecto durante el año que estpa por venir.

Deja tu comentario debajo