Trucos para aprender inglés

Aunque actualmente se da por supuesto que saber inglés es un requisito primordial en cualquier currículum, lo cierto es que muchas personas aún no tienen demasiada destreza con este idioma.

 

Saber inglés facilita la entrada al mercado laboral, abre la mente ante nuevas culturas y nos hace personas más sabias, y por ende, más críticas con aquello que nos rodea. Existen miles de métodos para aprender inglés, aunque nada funciona sin empeño y motivación.

Eso sí, siempre vienen bien algunos trucos para hacer más ameno y eficiente el aprendizaje. Algunos de ellos son los siguientes:

Dedicar un tiempo fijo al día

Aprender inglés es sinónimo de constancia y voluntad. Para ello, lo mejor es establecer un horario fijo cada día o cada dos días para dedicárselo al idioma. Por ejemplo, mientras desayunas o antes de ir a dormir. No hace falta que sea mucho tiempo siempre y cuando sea un hábito constante.

Aprender 5 palabras nuevas cada día

Lo ideal para ganar vocabulario es convertir el aprendizaje en un juego. Si cada día piensas cinco palabras en tu idioma que no sabes en inglés, las anotas en un cuaderno y las repites durante todo el día, al concluir la jornada habrás adquirido cinco nuevos términos anglosajones a tu vocabulario. Esto hace un total de 35 palabras semanales, ideales para ir forjando un vocabulario variado.

 Ver series en inglés

El método natural de aprendizaje de un idioma se basa en escuchar – hablar – leer – escribir, por ese orden. Actualmente hay opciones bastante entretenidas para reforzar el oído y mejorar la pronunciación de cualquier idioma. Una de ellas es ver series en versión original con subtítulos en tu lengua materna. De este modo, mejorarás inconscientemente el oído a la vez que aprendes nuevas palabras de una forma lúdica y amena.

Hacer viajes al extranjero

Esta opción sea quizás la menos asequible pero sí la más efectiva. No hay nada mejor que sumergirse en la cultura del país cuya lengua queremos aprender. Existe la posibilidad de realizar cursos de idiomas durante las vacaciones de verano o bien cursar un año académico en USA, por ejemplo. Con este tipo de actividades ganarás soltura en la pronunciación a la hora de hablar ya que te enfrentarás a situaciones cotidianas con hablantes nativos. Sin duda, es una de las mejores apuestas para acabar de pulir el aprendizaje de una lengua nueva.

Estos son algunos trucos para aprender inglés de forma divertida y rápida. Recuerda también leer libros adaptados a tu nivel para visualizar las estructuras gramaticales en la redacción, muy importante para poder expresarse con textos formales e informales.

Fuente: British Summer.

Deja tu comentario debajo