ANALISIS SOBRE EL SAHARA OCCIDENTAL

El próximo 31 de abril, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debatirá la prolongación del actual mandato en el Sáhara Occidental de la Minurso (la misión de la ONU que vigila desde 1991 el alto el fuego en la excolonia española)

El próximo 31 de abril, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debatirá la prolongación del actual mandato en el Sáhara Occidental de la Minurso (la misión de la ONU que vigila desde 1991 el alto el fuego en la ex colonia cuyo futuro dependerá de los buenos oficios de Marruecos y del estatuto de autonomía avanzada presentado desde hace un largo tiempo por Rabat como solución de real política y sentido de pertenencia, pues ciertamente Marruecos es el guardián del Magreb y del norte de África, frente a la patente acción de grupos islámicos fundamentalistas y otros de raíces separatistas y militarizados como lo es el Polisario siempre dependiente de su aval Argelia.

La cancillería  marroquí busca frenar el aparato comunicacional del Polisario y sus socios quienes han desatado una  campaña en marcha de presiones políticas, económicas y diplomáticas, siempre dirigidas desde Argelia. Marruecos busca que la Onu entienda la voluntad de paz y desarrollo del plan marroquí Incluidas las más inéditas reformas legales en materia de derechos humanos,  

La semana pasada, el rey Mohamed VI anunció, nada más regresar de una larga gira africana, la aprobación en Consejo de Ministros de un proyecto de ley para terminar con los juicios a civiles en los tribunales militares. Un paso importante planteado por  muchas organizaciones humanitarias y que el Gobierno de Estados Unidos le requirió en noviembre pasado cuando Mohamed VI visitó la Casa Blanca.

 El Gobierno de Rabat también ha anunciado, en este mismo contexto, que nombrará a funcionarios en cada Ministerio para investigar las denuncias tramitadas por los ciudadanos ante el Comité Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y que esas quejas deberán recibir respuesta pública en tres meses.

Recordemos que el 26 de febrero de 1976, en una carta dirigida al Secretario General, el representante permanente de España ante la ONU daba por finalizada la presencia española en este territorio. Había cedido a Marruecos y Mauritania la administración del territorio – por lo que se consideraba desligada en lo sucesivo de toda responsabilidad de carácter internacional con relación a la misma, de allí en adelante este conflicto ha tomado cultivo y particularmente Argelia ha intentado sacar ventajas del mismo.

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha dado su visto bueno al plan de Marruecos para la autonomía del Sahara Occidental y ha mostrado su apoyo a las reformas políticas y económicas en el país durante una reunión con el rey marroquí, Mohamed VI, también Estados Unidos “ha dejado claro que el plan de autonomía de Marruecos” para esa región “podría satisfacer las aspiraciones del pueblo del Sáhara Occidental para administrar sus propios asuntos en paz y dignidad”.

Por su parte, Abdallah El Hanouni  miembro del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara y la Comisión Regional de Derechos Humanos en Dakhla-Auserd, dijo que las acusaciones del Frente Polisario sobre abusos contra los derechos humanos regiones del sur son falsas manifestando la voluntad de Marruecos por la estabilidad y desarrollo de la zona.

Recientemente, John Kerry, dio la bienvenida a las acciones e iniciativas tomadas por el Reino de Marruecos para “la protección y promoción de los derechos humanos en el Sahara.”. Así pues “El Secretario de Estado dio la bienvenida a las acciones e iniciativas emprendidas recientemente por Marruecos a continuar para proteger y promover los derechos humanos en el territorio la declaración conjunta; el Jefe de la diplomacia de EE.UU. hizo especial hincapié en “la creciente e importante papel” desempeñado en este ámbito por el Consejo Nacional para los Derechos Humanos (CNDH).

 

Para Cedepu en Sahara

ANTONIO YELPI SECRETARIO EJECUTIVO

CENTRO DE ESTUDIOS PARA LA DEMOCRACIA POPULAR

CEDEPU CHILE

 

Deja tu comentario debajo