Comunicado del Gobierno de Guinea Ecuatorial

A raíz de las últimas manifestaciones y acciones que, desde instituciones del Reino de España, insultan y degradan a las instituciones de Guinea Ecuatorial, el Gobierno ecuatoguineano desea manifestar una importante repulsa y rechazo por todo ello.

 
Comunicado del Gobierno de Guinea Ecuatorial
 
A raíz de las últimas manifestaciones y acciones que, desde instituciones del Reino de España, insultan y degradan a las instituciones de Guinea Ecuatorial, el Gobierno ecuatoguineano desea manifestar una importante repulsa y rechazo por todo ello.
El Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial ha tenido conocimiento de los debates entablados en el Congreso de los Diputados del Reino de España, durante los cuales, el portavoz del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Honorable Sr. Aitor Esteban, ha reprochado al Presidente del Gobierno español, Excmo. Señor Don Mariano Rajoy, el haber saludado al Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, S. E. Obiang Nguema Mbasogo, durante la Cumbre Unión Europea/África celebrada recientemente en Bruselas.
Según las informaciones aparecidas en los medios, el reproche del Honorable Diputado Aitor Esteban incluye también el no haber prestado la atención necesaria a la oposición política ecuatoguineana, y el hecho de que el Instituto Cervantes haya consentido al Presidente Obiang Nguema Mbasogo dar una conferencia en su sede de Bruselas sobre el español en África, subrayando que España solo tiene responsabilidades con los ciudadanos de Guinea Ecuatorial y no con el Gobierno de este país que no es democrático.
Admitiendo todos estos comentarios, como expresión libre y personal de este honorable diputado español, el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial lamenta profundamente el hecho de que el Presidente del Gobierno español, Excmo. Señor Don Mariano Rajoy, haya respondido ante el pleno del Congreso español, que todos deben buscar “una solución inteligente en Guinea Ecuatorial”.
A propósito de de todos  estos comentarios, desde el Gobierno y desde la Presidencia de la República de Guinea Ecuatorial, se desea hacer las siguientes puntualizaciones:
1.- Desde el 12 de octubre de 1968 Guinea Ecuatorial se constituyó como un Estado soberano e independiente de la Comunidad Internacional y, como tal, ningún otro Estado del mundo tiene ningún tipo de responsabilidad ni sobre su Gobierno, ni mucho menos sobre su pueblo.
2.- En Guinea Ecuatorial existen trece partidos políticos que contribuyen activamente a la formación de la voluntad popular, sin que la oposición al Gobierno en el poder, tenga ningún tipo de dificultad para ejercitar su labor política. Muy al contrario, y como se puede constatar con la más mínima documentación, existen acuerdos de coalición política que permiten la participación de la oposición en el Gobierno.
3.- El Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial ignora la clase de “solución inteligente entre todos”, que los políticos de España desean dar en la República de Guinea Ecuatorial. Pero, si dicha “solución inteligente” consiste en apoyar operaciones de invasiones mercenarias, como las que han venido apoyando gobierno anteriores españoles contra la estabilidad de Guinea Ecuatorial, con la anuencia de sus Instituciones Parlamentarias, habría seguramente que buscar otro apelativo para la “democracia española”.
4.- El Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial desconoce la existencia de situaciones políticas internas que requieren la consideración de Parlamentos de otros países. Sin embargo, es bien conocido el hecho de que España afronta internamente importantes crisis políticas y económicas que deben ser resueltas por el Congreso de los Diputados de España.  Entre estos temas, se puede subrayar los temas de la independencia de Cataluña; la recuperación del Peñón de Gibraltar, la crisis financiera o el desempleo, deberían de ser, entre otros, los temas que ocuparan la atención del Parlamento español.
5.- Guinea Ecuatorial no solicitó, en su día, ser colonizada por España. Sin embargo, el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial es respetuoso con los derechos históricos heredados por la ocupación española en Guinea Ecuatorial. La lengua española es uno de estos derechos y vínculos, de los que Guinea Ecuatorial se siente especialmente orgullosa y así lo está demostrando con la defensa y la divulgación del español en los organismos que el país es miembro en África, como la Unión Africana. Si esta situación hiere el honor de España, no sería insólito que la lengua española se perdiera en Guinea Ecuatorial, como anteriormente ya ocurriera en las Islas Filipinas.
6.- El Gobierno de Guinea Ecuatorial nunca se ha declarado enemiga de España, pese a las absurdas descalificaciones y la desinformación que hacen sus Instituciones, continuamente, contra el honor y la dignidad del país. En este sentido, el Gobierno y la Presidencia de la República de Guinea Ecuatorial entienden que es justificado que el Jefe del Estado ecuatoguineano haya asistido a los funerales de un Presidente del Gobierno español, que mantuvo una colaboración muy estrecha con Guinea Ecuatorial. La invitación formulada a tal efecto se dirigía al Jefe de Gobierno que, según la Constitución de nuestro País es el mismo Jefe del Estado. Que su participación incomodara a los políticos españoles, es un hecho ajeno a la voluntad del Gobierno ecuatoguineano.
7.- Esta actitud de los políticos españoles no sorprende en modo alguno al Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial, por cuanto que la observación histórica nos muestra que, desde la ocupación de nuestro País por España, en 1777, España nunca ha tratado con respeto y dignidad a Guinea Ecuatorial. En sus relaciones con la colonia africana predominaron siempre la discriminación racial y el interés de explotación de sus recursos naturales. Es igualmente una paradoja el hecho de que España, que supo desarrollar económicamente a sus colonias en América del Sur, con población de raza blanca, no tuviera la misma capacidad para hacer lo mismo en Guinea Ecuatorial, por ser la población de raza negra. Esta falta de interés haría que España perdiera la gran parte de los 300.000 km² de tierra que tenía originalmente Guinea Ecuatorial, hasta reducirse a los 28. 051 km²   que tiene actualmente el país.
8.- A la vista de de la continuidad de este trato discriminatorio y de rechazo contra las instituciones ecuatoguineanas, el Gobierno y la Presidencia de la República de Guinea Ecuatorial declinan toda la responsabilidad  sobre el futuro de las relaciones diplomáticas entre España y Guinea Ecuatorial.
9.- El Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial desea señalar que en nuestro país reinan la paz, el orden y la concordia nacional, factores que propician un desarrollo económico impresionante y que no se dan en el País de “dictadura” que se dibuja desde las instituciones españolas.
10.-Sugerimos a los políticos españoles un cambio a la hora de tratar del tema de Guinea Ecuatorial, porque los pueblos son libres y soberanos, e igualmente el pueblo ecuatoguineano es libre y soberano para manifestarse, por su cuenta, contra la dictadura que les fuera infringida por los regímenes de los distintos Gobiernos.
Bata, a 10 de Abril de 2014.

POR UNA GUINEA MEJOR

LOGO_INFORMACION_PRENSA

Deja tu comentario debajo