Dinamarca y el tiro por la culata del polisario

En Dinamarca el tiro por la culata al Polisario y Argelia, lo mismo en Panamá y Paraguay, Marruecos gana terreno y su verdadse impone.

El Polisario y su patrocinador Argelino se han visto infligir un golpe aún más duro tras el rechazo del Parlamento danés de un proyecto de texto sobre el reconocimiento de la RASD.

El Parlamento danés ha rechazado esta semana por abrumadora mayoría, un proyecto de ley, presentado el 23 de enero por dos miembros de la Alianza Roja y Verde (ARV). El proyecto de texto llamaba al gobierno danés a reconocer la llamada República Saharaui (RASD).

Siguiendo los pasos a los parlamentarios suecos que habían emprendido un enfoque similar el 5 de diciembre de 2012, los miembros de la Alianza Roja y Verde, que tiene 12 escaños en el Parlamento danés, no pudieron validar su proposicion de ley.

El proyecto fue rechazado por los siete grupos parlamentarios a saber, el Venstre ( 47 representantes), socialdemócratas (44) popular (22) izquierda radical (17) Popular Socialista (16) liberales (9) y populares conservadores (8).

Si algunos partidos políticos daneses no se alinean completamente con la posición de Marruecos sobre la base de un plan de autonomía como solución al conflicto del Sáhara Occidental Marroquí por contra, apoyan una solución negociada y aceptada por todas las partes en el conflicto.

Sólo la ARV muestra abiertamente su solidaridad con el movimiento separatista saharaui de Mohamed Abdelaziz. Como prueba, el representante del Frente Polisario en Copenhague, Abba Malainin, fue uno de los invitados en el último congreso de la ARV, celebrado los días 26, 27 y 28 de abril de 2013.

Durante el mismo año, una delegación de la ARV había visitado los campamentos de Tinduf, a invitacion del Frente Polisario.

Además de los países escandinavos, en los que tiene muchos simpatizantes, el Frente Polisario también se las arregla para hacer oír su voz en las alas de los parlamentos de las 17 comunidades autónomas en España, algunos de los cuales también revendican la independencia.

Sin el respaldo argelino incondicional diplomático como financiero, el Frente Polisario solo tendria una mediocre audiencia en el viejo continente, para defender sus tésis independentistas.

En el campo escandinavo, la diplomacia marroquí ha registrado un valioso triunfo que tiene todo su peso en la medida en que se produce dentro de tres semanas del comienzo de los debates en el Consejo de Seguridad de la renovacion del mandato de la MINURSO en el Sáhara Occidental Marroquí.

El Parlamento de Dinamarca

 

 

Colaboración de Antonio Yelpi

Secretario Ejecutivo Centro de Estudios para la Democracia Popular

Deja tu comentario debajo