LA LOGÍSTICA DEL 2030

En función de los avances tecnológicos y digitales que se vienen sucediendo de manera vertiginosa, la logística tal como la conocemos hoy en día no será tal en un futuro no tan lejano.

Y si bien no es sencillo pensar e imaginar la logística y las necesidades del mercado de aquí a 20 años, podemos avizorar cómo se desarrollará el sector en el futuro.

La logística se erige como uno de los elementos clave, ya que es la manera en que las empresas entran en relación con el mercado, y a su vez habla de la posición de esa empresa y la calidad de servicio de la misma, y su relación con su clientela.

Lo cierto es que el mercado se torna cada vez más volátil e incierto, con una fuerte competitividad, y trata de adecuarse cada vez más a las necesidades del cliente, y lograr su mayor satisfacción.

La logística y su relación con el mercado va camino hacia una mayor desintermediación. Y es que en un mundo tan impredecible, ya no tendrá lugar la costumbre de poseer disponibilidad y stock de mercaderías almacenadas, sino que se propenderá a tener una respuesta eficiente e inmediata hacia el cliente.

La tradicional y actual costumbre de almacenamiento de mercaderías será suplantada por un red de almacenes, que tendrán la función de recibir la mercadería en tránsito y asegurar su trayectoria, más que actuar exclusivamente como almacenadores de mercaderías. Esta red de almacenes, además, constituirá una red flexible, ya que podrán actuar tanto como compradores como vendedores del servicio de almacenamiento, de acuerdo a las necesidades del mercado, y de la capacidad del almacén propiamente dicho.

Se espera que dichos almacenes en el futuro funcionen de manera inteligente. Así, estarán provistas de maquinaria robotizada, las cuales funcionarán de manera autónoma, con transporte de mercaderías a través de pistas magnéticas y guías láser. Estará todo conectado vía wi – fi, con posibilidad de comandarse de manera remota.

Por su parte, el sistema de transporte será autosustentable. Se desarrollará un sistema público y centralizado de información, donde el público podrá consultar qué camiones se encuentran disponibles, cuál es la ruta que tienen programada. Los camiones serán más ágiles, con control satelital y radiofrecuencia. Los camiones eléctricos estarán a la vanguardia del transporte logístico, no solo por una cuestión de ahorro de consumo, sino alineado en la idea verde de hacer de la logística y el transporte algo sustentable.

Para concluir, podemos decir que la logística en un futuro se caracterizará por constituir una red de actores, que se vincularán para asegurar el transporte de las mercaderías, y se trabajará para asegurar la eficiencia en la respuesta inmediata a las necesidades del mercado. El sector estará marcado por la informatización, con sistemas inteligentes de seguimiento, lo que contribuirá a una mayor competitividad del sector.

Fuentehttp://www.gruposilcar.com/