En CABA se autoriza la construcción de monoambientes de 18 metros cuadrados

La legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la reforma de los Códigos de Planeamiento Urbano y Edificación.

Estos códigos establecen la “forma” que la ciudad tendrá de acuerdo a las edificaciones que se autoricen, y establecerá los parámetros que regirán las construcciones durante los próximos 50 años.

El Poder Ejecutivo se encuentra interesado en la reforma de estos códigos, a los efectos de hacer más denso el distrito y fomentar la construcción y el desarrollo en la zona sur de la ciudad porteña.

Si bien el arco opositor se había manifestado contrario a algunos puntos de la reforma al Código de Planeamiento, el oficialismo aprobó la modificación a dicho código por 34 votos contra 20 negativos, y 6 abstenciones.

El proyecto, de esta manera, obtiene media sanción, y en poco menos de un mes deberá ser discutido en audiencia pública.

Dicho proyecto establece las alturas de las edificaciones en la ciudad porteña de la siguiente manera: avenidas como Avenida del Libertador podrá construir hasta 38 metros, en otras avenidas 31 metros (PB y 9 pisos) o 22 metros (PB Y 6 pisos), calles y algunos tramos de avenidas, 16,5 metros (PB y 4 pisos) y calles y pasajes 10,5 metros o 9 metros (PB y dos pisos). Asimismo, cambia la superficie mínima de las viviendas: de los 27 metros cuadrados actuales, pasa a 18 metros cuadrados, sin contar el baño.

El proyecto también incluye la posibilidad de sumar construcciones en las zonas más bajas a los efectos de igualar alturas, como es el caso de las esquinas, donde generalmente se encuentran construcciones más bajas que en el resto de la cuadra, por el tamaño del terreno. A esta posibilidad se la denomina enrase, y el actual proyecto que ya cuenta con media sanción posee seis tipos de enrases. En barrios más bajos, los enrases son solo de dos tipos, aunque desde la legislatura afirman que no descartan modificaciones en este sentido.

Desde la oposición se manifestaron contrarios al mencionado proyecto: “Poner un límite a la altura de las torres y achicar ambientes no alcanza para revertir un modelo de desarrollo urbano que pone a los intereses inmobiliarios por encima de la calidad de vida y el bienestar de la ciudadanía. La propuesta del Poder Ejecutivo promueve la edificación indiscriminada sin un plan integral, ignorando el impacto que puede tener sobre la infraestructura, la identidad y las necesidades de barrios que son residenciales y, en algunos casos, saturados de gente”, manifestó Roy Cortina, presidente del bloque socialista.

El bloque peronista también se mostró disconforme con el proyecto: “Seguimos sin entender cuál es el beneficio al buen vivir de una vivienda de 18 metros cuadrados cuando el vigente son 27 metros cuadrados. En materia de renovables tampoco se especifica ni el porcentaje que será exigido, ni el beneficio que significará para la construcción. Respecto del código de planeamiento creemos que, en términos de densificación, el código actual ya permite que 3 millones de personas más vivan en la ciudad.”

Desde el oficialismo, por su parte, manifestaron que: “El objetivo principal de lo que debatimos hoy es que a través de un debate político-filosófico que se expresa en los lineamientos de un código urbanístico se puedan establecer en la coincidencia y no coincidencia entre los distintos bloques parlamentarios una clara política pública y de Estado para poder proyectar qué tipo de ciudad queremos para los próximos 50 años. Pretendemos que ese modelo en torno al desarrollo urbano esté atado a mejorar la calidad de vida de los porteños, que logre garantizar espacios públicos mucho más inclusivos, sustentables, promoviendo la educación, la cultura, la diversidad, el disfrute y el encuentro con el otro.”

Fuentehttp://www.dagostinoferrari.com.ar/noticias-rosario-argentina-y-mundo/1812/en-caba-se-autoriza-la-construccion-de-monoambientes-de-18-metros-cuadrados.html